El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha admitido a trámite el recurso presentado por la Asociación de Vecinos de Mestanza y Lomas de Cantarranas así como la medida cautelar suspensiva contra la construcción de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) Guadalhorce Málaga-Norte en la Vega de Mestanza, en Málaga capital. Levantar la depuradora conllevaría la tala de 8.500 árboles frutales, según datos aportados por la Junta.

Con respecto al recurso, el TSJA da 20 días a la Consejería de Agricultura para que le remita el expediente completo del proyecto, dado que los vecinos aducen desde el principio falta de información por parte de la administración autonómica.

«Creo en la Justicia y puestos a creer, creo más en el tribunal que en la Junta», declaró ayer a este diario el abogado de los vecinos, Marcelino Abraira, que confío en que el TSJA conceda la medida cautelar y paralice el proyecto.

El abogado apuntó la posibilidad de un presunto delito de prevaricación, dado que «cuando eliges entre varios sitios el emplazamiento para una planta depuradora, primero haces el estudio ambiental», algo que, indicó, no ha ocurrido en este caso. También apuntó la posible comisión de un presunto delito de malversación de fondos públicos «por elegir el emplazamiento más caro».