El Partido Popular de Málaga ha denunciado la situación de un centenar de alumnos del bachillerato musical y de danza afectados por los cambios que ha introducido la Lomloe, conocida como Ley Celáa, en la compaginación de los estudios con la formación en el conservatorio.

Por ello, los populares llevarán una moción al próximo pleno del Ayuntamiento de Málaga en la que propondrán instar al Ministerio de Educación a aplicar una moratoria de esta ley para "que no se obligue a modificar durante este curso su matrícula" a los alumnos y alumnas que cursan este bachillerato musical o de danza.

"Proponemos una solución inmediata, que es aplicar una moratoria para todos aquellos alumnos que están ya hoy cursando este bachillerato. Una solución que ya el Gobierno hace tan solo unos días ha descartado", ha señalado la portavoz del grupo municipal del PP en Málaga, Elisa Pérez de Siles. "Esto es algo que desde hace más de 30 años no ocurría en nuestro país".

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ya solicitó al Gobierno central que se aplicase una moratoria a los alumnos de primero de bachillerato como medida transitoria en la aplicación de la Ley Celáa, ya que se verán obligados a modificar su matrícula con el curso más que comenzado. No obstante, el Ministerio de Educación ha rechazado extender esta moratoria a los alumnos de primero, siendo solo aplicable para los de segundo de bachillerato.

"Los que están en primero se han quedado en la calle. Pedimos algo tan básico que no llegamos a entender la negativa, que es la moratoria inmediata de los alumnos de primero de bachillerato", ha añadido el concejal de Juventud, Luis Verde, que ha pedido la "implicación directa" del subdelegado del Gobierno, Javier Salas. "Queremos que el partido socialista tome las riendas de donde está gobernando".

Anteriormente a la Ley Celáa, los estudiantes que se decantaban por el bachillerato musical o de danza podían compaginar sus estudios de conservatorio con los dos años de bachillerato, matriculándose en las asignaturas troncales y escogiendo una optativa de cualquier rama, ya fuera Ciencias, Humanidades, Ciencias Sociales o Arte. Ahora, esa simultaneidad entre instituto y conservatorio solo será posible cursando una asignatura de la modalidad de Arte, un cambio sustancial que obligará a los alumnos a modificar su matrícula.

En Málaga capital, la mayoría de los estudiantes afectados se encuentran en el Conservatorio Profesional de Música Manuel Carra y en el Martín Tenllado, así como en el Conservatorio Profesional de Danza Pepa Flores (estudian Bachillerato en los institutos Litoral, Mare Nostrum, Emilio Prados y la Rosaleda).

"Debemos de ser conscientes de la dificultad que de por sí supone para estos alumnos simultanear ambos estudios y, cuanto menos, no poner palos en la rueda para que puedan concluirlos con éxito", señala el texto de la moción del Partido Popular. "Por ello, es fundamental que no tengan que cambiar de rama en pleno curso y se tenga en cuenta la peculiaridad de su situación, ya que cuando hicieron su matrícula no había entrado en vigor la Ley Celáa.