La Gerencia Municipal de Urbanismo ha sacado a concurso público la construcción de un edificio calificado como equipamiento social que tendrá uso público expositivo y administrativo en la esquina sureste del Parque de San Rafael.

El contrato asciende a los 800.471,04 euros (IVA incluido), tiene un plazo de ejecución de seis meses y pretende culminar el proceso de renovación del parque cementerio donde se erigió la pirámide en memoria de los fusilados en la Guerra Civil española que convive con un cementerio judío y el de los militares caídos en la Guerra de Melilla.

Este edificio contará con una sala de proyección, otra de usos múltiples, una sala de reuniones, dos despachos de administración, así como salas técnicas y unos aseos.

Según se extrae del expediente, el edificio tendrá una única planta que buscará integrarse con la topografía del parque de San Rafael mediante una cubierta curva "que se funde con el terreno en sus lados norte y sur". Asimismo, las fachadas este y oeste estarán compuestas por cerramientos acristalados en forma de arco y el inmueble estará ligeramente soterrado, en torno a un metro, respecto a la cota natural del terreno.

Se completan así las actuaciones en el parque cementerio, con unas extensión de 68.000 metros cuadrados y que ha supuesto una inversión total cercana a los cinco millones de euros.