La investigación de los pujantes cultivos subtropicales ha ampliado sus dominios desde la comarca de la Axarquía hasta ese microcosmos inquieto que extiende más allá de Teatinos la Universidad de Málaga (UMA). Es la sensación que atravesó este jueves la inauguración del nuevo edificio del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea ‘La Mayora’. 

Se trata de un centro de carácter mixto gestionado entre la Universidad de Málaga (UMA) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que está situado en la ampliación del campus universitario de Teatinos. Concretamente, en el número 49 de la avenida Louis Pasteur de la capital malagueña. De este modo, se ha puesto en marcha una 'segunda sede' que se complementa y coordina con la pionera finca experimental La Mayora, ubicada en el término municipal de la localidad axárquica de Algarrobo.

Esta sede ha requerido una inversión de más de 12 millones de euros entre obras, infraestructura y equipamiento científico en una superficie útil de 6.800 metros cuadrados. Sus instalaciones suman 2.000 metros cuadrados de laboratorios, una planta sótano con cámaras de cultivo y 900 metros cuadrados de invernaderos de vidrio, anexos al edificio. Además, el nuevo equipamiento del IHSM La Mayora alberga 15 cámaras de cultivo visitables. En la actualidad, en el IHSM La Mayora en su labor más de 200 trabajadores, con 43 investigadores en su Claustro Científico. Este órgano se divide entre los cuatro departamentos que vertebran el instituto: ‘Mejora genética y biotecnología’, ‘Fruticultura subtropical y mediterránea’, ‘Interacción planta-microorganismo-insecto’ y ‘Microbiología y Protección de Cultivos’.

Aunque no se había realizado la inauguración oficial, fuentes de la UMA explicaron que «el edificio lleva con actividad científica desde hace un año, cuando se finalizó la primera fase del plan de traslado, con la ocupación de la mitad de sus instalaciones».

El rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, prendió la llama del acto inaugural con un discurso que guiñó de forma emotiva al sufrimiento del pueblo ucraniano: "Aunque en estos momentos complicados puede parecer frívolo inaugurar un edificio, se trata de un edificio que genera ciencia y conocimiento; la investigación siempre nos lleva a la esperanza con la responsabilidad de tener una sociedad en paz".

Recuerdo a los inicios de La Mayora

Narváez tuvo muy presente la labor de Hans-Dieter Wienberg (Turingia, Alemania, 1929), fundador de La Mayora y doctor honoris causa de la Universidad de Málaga: "Dieter fue un visionario que convence a todo el mundo de que en un pueblo de Málaga llamado Algarrobo se podía hacer grandes cosas con una estación experimental que no se sabía muy bien lo que era". 

Tras unos inicios con grandes aportaciones al cultivo de la fresa o de los tomates híbridos, La Mayora terminó evolucionando en las inmediaciones del siglo XXI a una apuesta por el cultivo subtropical que le cambió la vida al sector agrícola de la Axarquía malagueña y lo fortaleció incluso en tiempos de crisis.

 A esto se refería Narváez cuando mencionó "el cambio de paisaje" que trajeron los aguacates, mangos o longan con el consiguiente dinamismo socioeconómico "que ha convertido a la provincia de Málaga en una referencia internacional en la exportación de frutos subtropicales". "Inauguramos la sede de un motor social y económico, la financiación de la ciencia es una inversión y no un gasto", agregó el rector con cierto tono reivindicativo. 

El acto estuvo presidido por la ministra de Ciencia e Innovación del Gobierno de España, Diana Morant, quien resaltó que "en este nuevo centro, más de 200 investigadores de la Universidad de Málaga y el CSIC avanzarán en el desarrollo de cultivos más sostenibles".

"Cada vez que se inaugura un espacio de investigación, España da un paso más para conquistar el futuro", indicó Morant.

Por su parte, el consejero de Transformación Económica y Universidades de la Junta, Rogelio Velasco, destacó que "el Gobierno andaluz va a seguir apoyando a toda costa este tipo de actividades". "Como hacen los grandes países desarrollados a los que queremos parecernos", recalcó. 

Asimismo, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, recordó que "lo que hoy son los frutos rojos de Huelva o las miles de hectáreas de invernaderos en Almería nacen en La Mayora". "Este nuevo centro dará grandes frutos en el futuro y permitirá potenciar la I+D", apuntó en una intervención salpicada reiteradamente por el eslogan 'el mango más mango, el mango de Málaga'.

Al acto también acudieron la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Rosa Menéndez, y el director del IHSM La Mayora, Enrique Moriones o Carlos Wienberg, en representación de su padre Dieter Wienberg, primer director y alma mater de La Mayora.