Una persona ha resultado herida este viernes en Málaga en el incendio de un desguace de vehículos que ha obligado a un intenso trabajo de los bomberos durante de seis horas para darlo casi por extinguido y que ha ocasionado una gran humareda de intenso color negro, visible desde distintos puntos de la ciudad. Durante la madrugada, se logró finalmente extinguir el fuego. Efectivos del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga capital y la Policía Local fueron avisados sobre las 14.30 horas de la tarde del viernes y comenzaron las labores de extinción del incendio, declarado en un almacén de chatarra situada en el Camino Medioambiental, 9 de Los Asperones, según han confirmado fuentes municipales y del cuerpo a este diario.

La primera estimación de la evolución de la extinción era positiva, y a las cinco de esta tarde fuentes de bomberos habían informado que habían conseguido "bajar la intensidad del incendio", pese a la dificultad añadida por la presencia de aceites y material inflamable de los vehículos allí almacenados. Los bomberos han movilizado dotaciones de cinco parques municipales de este servicio, dejando al resto de la ciudad sin unidades, y el trabajo ha sido muy intenso para primero controlar y después dar por extinguido el fuego. A las 20.00 horas aún permanecían en el recinto dos de ellas con labores de remate.

Fuentes de bomberos han informado de que el herido es el propietario de la nave, que ha sufrido quemaduras y ha sido trasladado a un centro sanitario.

38

Imágenes del incendio de un desguace en Los Asperones La Opinión

Aún no se puede precisar el origen del incendio, aunque existen denuncias previas, como ha podido conocer La Opinión de Málaga, que informan de que el propietario de la chatarrería acostumbra a hacer hogueras prácticamente a diario, provocando importantes molestias a los vecinos. Así lo explica Manuel Romero, que regenta otro desguace justo al lado del siniestrado. Según su versión, encendería una fogata todos los días. "Aquí no se puede respirar, se lo decimos pero pasa totalmente de nosotros. Así lleva años y hoy se le ha debido ir de las manos. Sabíamos que esto iba a pasar algún día y ha tenido que ser hoy", señala.

De hecho, los bomberos han podido acceder a la zona para tratar de sofocar el incendio a través del camino que esta empresa asegura tener completamente despejado, en previsión de que, tarde o temprano, pudiera ocurrir una desgracia.

Romero sostiene que a pesar de que han denunciado esta situación en distintas ocasiones tanto a la Policía como a la Guardia Civil, "nunca nos han hecho caso". "Nos tenemos que aguantar, no queda más remedio", añade. De hecho, un sobrino que se ha quedado a comer en el recinto ha sido el que ha alertado a Emergencias.

Vista de la densa humareda procedente del incendio del desguace. Foto compartida por Domi Ruiz (@RuizDomi) en nuestro perfil de Twitter (@opiniondemalaga) @RuizDomi

Los bomberos han precisado del apoyo de vehículos nodriza, por la gran necesidad de agua ante la fuerte carga térmica, y de vehículos de altura (autoescala) y han logrado evitar la propagación a naves colindantes hacia tres lados de la afectada.

"Allí hay material que combustiona con mucha facilidad, ya no solo los coches del desguace, también la maquinaria. Además, el suelo está impregnado de aceite. De hecho, cada vez que llueve nos cae a nosotros y hemos tenido que hacer hasta un arriate para conducirlo al exterior porque este señor no lo limpia. Y eso está prohibido", asegura Manuel Romero, de Hermanos Romero, situado también en el Camino Medioambiental, de Los Asperones, aunque en el número 7.

Desde el 112 han precisado que se están quemando coches dentro del desguace y provocando explosiones aunque hasta ahora no se ha solicitado asistencia sanitaria. En la zona donde se sitúa la chatarrería están también efectivos de la Policía Local de Málaga.