El 94,8% de las familias andaluzas que ha participado en el proceso de escolarización del curso 2022-2023, desarrollado en el pasado mes de marzo, ha obtenido plaza para sus hijos en el centro elegido como primera opción, mientras que el 97,89% ha logrado el puesto escolar en alguno de los centros preferidos.

El Consejo de Gobierno tomó ayer conocimiento del procedimiento de admisión y matriculación del alumnado en los centros docentes sostenidos con fondos públicos para el curso escolar 2022-2023, según informó el portavoz del Gobierno y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que se celebró en Málaga.

La Consejería de Educación y Deporte ha ofertado para 2022/2023 un total de 89.125 plazas para el alumnado de Educación Infantil de 3 años que se incorpora por primera vez al sistema educativo andaluz, para las que se han recibido 65.812 solicitudes, de las que 62.425 corresponden a alumnos admitidos en centros solicitados prioritariamente, es decir el 94,8%, mientras que de las plazas de tres años ofertadas han quedado vacantes el 24,9%.

En este procedimiento de escolarización para las enseñanzas del 2º Ciclo de Infantil, Primaria, Educación Especial, Secundaria y Bachillerato participan todos los niños que se incorporan por primera vez al sistema educativo, tanto en centros públicos como concertados, así como el alumnado que cambie de centro escolar.

La asignación de plaza escolar es uno de los procedimientos anuales más relevantes desarrollados por la Administración educativa, tanto por su volumen como su importancia para las familias.

El plazo de presentación de solicitudes se abrió el pasado 1 de marzo y, a través del Portal de la Escolarización, en la web de la Consejería de Educación y Deporte, las familias han tenido acceso a la información sobre los centros docentes, enseñanzas y servicios complementarios, así como a la normativa reguladora y al impreso de solicitud, que se ha podido presentar telemáticamente o en los propios colegios e institutos.

Innovación

Por otra parte, el Consejo de Gobierno aprobó ayer la Estrategia de Investigación, Desarrollo e Innovación de Andalucía (Eidia), Horizonte 2027, que sienta las bases de las directrices públicas autonómicas en I+D para los próximos seis años.

Este instrumento se asienta sobre tres grandes objetivos: incrementar el peso de la ciencia y la tecnología en la economía andaluza, aumentar el porcentaje de población dedicada a actividades de I+D y elevar los niveles de transferencia del conocimiento, contribuyendo a reorientar el modelo productivo andaluz para hacerlo más sostenible. Así, plantea para 2027, entre otros aspectos, que la comunidad disponga de 21.250 investigadores, lo que supone 2.500 personas dedicadas a esta materia por cada millón de habitantes. En 2020, estos recursos humanos sumaban 15.093, con una ratio de 1.780 personas por cada millón de habitantes.

En este capítulo de personal dedicado a la I+D, se persigue, además, reducir la brecha de género, elevando el porcentaje de mujeres investigadoras hasta el 44,8%, por encima del 39,4% de 2020.

Muy relacionado con la mejora de los niveles de excelencia de la ciencia andaluza, el documento recoge medidas de estímulo de la I+D en las etapas más tempranas de la carrera científica. Entre ellas, apunta a aumentar el número de tesis doctorales leídas en las universidades andaluzas, con la previsión de llegar a las 2.167 en el plazo de seis años, lo que implica una ratio de 255 tesis por cada millón de habitantes. En 2020 se leyeron 1.292, lo que se traduce en 152 tesis doctorales por cada millón de habitantes.

Para favorecer las vocaciones científicas entre los jóvenes, se establece la necesidad de incrementar en diez puntos -del 26% actual al 36%- la representatividad de los estudiantes matriculados en titulaciones de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) en el conjunto del alumnado de grado. Eso supone 74.160 estudiantes STEM en el curso 2027/2028, frente a los 53.452 del curso 2020/2021.

La Eidia busca duplicar la presencia de investigadores andaluces en el ranking internacional Highly Cited Researchers, pasando de los 15 en 2020 a 30 en 2027.