Kiosco

La Opinión de Málaga

Urbanismo

Vecinos critican falta de participación en las plazas de San Pedro Alcántara y el Teatro

La Asociación de Vecinos Centro Antiguo reitera que no se contó con la Mesa de Álamos-Carretería, algo que el concejal de Urbanismo niega

Responsables vecinales, en la plaza de San Pedro Alcántara el pasado abril. A.V.

La Asociación de Vecinos Centro Antiguo ha vuelto a denunciar la ausencia de participación ciudadana en la reforma cofinanciada en un 80 por ciento por fondos FEDER de las plazas de San Pedro Alcántara y el Teatro, cuyas obras el Ayuntamiento de Málaga ha informado esta semana de que se iniciarán tras el verano y que el colectivo considera que crearán un foco de ruido por la abundancia de asientos y bancos corridos.

Joaquín Navas, representante de la asociación de vecinos en la Mesa de Álamos-Carretería, explicó ayer que si bien los vecinos pudieron discutir y aportar ideas sobre la reurbanización del cinturón de Carretería y calle Álamos, no ocurrió los mismo con las dos plazas, también competencia de la Mesa, pese a ser preceptivo para recibir la financiación de los fondos europeos FEDER, recalcó.

«Llegó la pandemia y el OMAU nos envió un correo informando de que habían colgado en su página el proyecto de las plazas y nos preguntaba si teníamos sugerencias. Contesté diciendo que eso no era participación y que se podía hacer una videoconferencia o una reunión presencial con mascarilla pero no contestaron».

Proyecto de reforma de la plaza de San Pedro Alcántara. L.O.

Joaquín Navas subrayó que «el debate sobre las plazas nunca se llevó a cabo» y tampoco se emplazó a los miembros de la mesa a una videoconferencia. El representante vecinal también lamentó que los correos se enviaran de forma individual, con copia oculta al resto de los miembros de la Mesa, algo que consideró «una práctica antidemocrática».

Por su parte el presidente Carlos Carrera manifestó ayer que lo acontecido con las plazas «no es participación ciudadana», salvo si se contempla a los vecinos «como vecinos florero».

El pasado mes de abril La Opinión ya se hizo eco del malestar del colectivo vecinal. «Da la impresión de que se han metido en un despacho sin tener en cuenta nada más. Son ideas muy peregrinas, fuera de la realidad y van a crear un problema donde no existe», destacó entonces Carlos Carrera, presidente de la Asociación de Vecinos Centro Antiguo. Además, en mayo La Opinión informó de que este colectivo estudiaría trasladar la queja de los vecinos a Europa.

El foco de las críticas se centra en la abundancia de asientos previstos para estas dos pequeñas plazas, algo que consideran que provocará «la ampliación del ‘horario de terrazas’ hasta las 5 de la mañana», señalaba Joaquín Navas en abril.

Proyecto de reforma de la plaza del Teatro. La Opinión

En un escrito enviado al OMAU, la asociación pidió que para la reforma se tuviera en cuenta que en un radio de 100 metros hay «del orden de 6 o 7 discotecas» y entre «12 y 15 bares de copas», además de un kebab con permiso durante 24 horas.

La respuesta llegó en abril de 2021, cuando los responsables del proyecto contestaron que las peticiones de cambiar o disminuir el mobiliario urbano eran «contradictorias con los objetivos que se quieren conseguir con la configuración de la plaza propuesta».

Eso sí, los juegos infantiles musicales previstos en la plaza de San Pedro Alcántara, también objeto de crítica por el ruido nocturno -los vecinos pedían una zona de juegos infantiles sin más- se mantendrían pero con forros de fieltro en mazas y martillos, contestaron entonces.

Respuesta del Ayuntamiento

El concejal de Urbanismo, Raúl Lopez, negó ayer que no hubiera participación ciudadana: «Las reuniones se hicieron por videoconferencia entre el Distrito Centro, la Gerencia y el OMAU y se buscó un proyecto que buscara sinergias con las demandas que planteaban un poco todos», indicó.

Raúl López señaló que algunas de las quejas, con respecto a los problemas que pudieran causar la presencia de bancos, «no son una cuestión técnica y siempre hemos dicho que no debe ser el camino». En este sentido resaltó que «se ha hecho encaje con las demandas» y puso el ejemplo de la adaptación del parque infantil musical. «Lo que no podemos es hacer una plaza diáfana y que no se haga nada», recalcó e indicó que si se produjeran problemas de ruidos nocturnos, otras áreas municipales y la propia policía pueden actuar.

En resumen, remarcó el concejal de Urbanismo, «las reuniones se hicieron durante la pandemia», se ha adaptado el parque infantil «y el resto es una estructura urbanística a la que los técnicos le han dado el visto bueno».

Compartir el artículo

stats