Kiosco

La Opinión de Málaga

Sequía

La Viñuela cerrará agosto al 11% y bajo la cota de embalse muerto

La Axarquía se ha bebido durante la primera semana del mes unos 0,6 hectómetros cúbicos del principal pantano de la provincia, pese a la incorporación de nuevas infraestructuras hídricas

17

La crítica situación del embalse de la Viñuela, en imágenes Álex Zea

El embalse de La Viñuela se desangra. Cerrará el mes de agosto al 11% y bajo el umbral de los embalses muertos. Así lo señalan fuentes de la Junta de Andalucía, después de recordar que en la última semana ha vuelto a ceder unos 0,6 hectómetros cúbicos. La única esperanza es que las precipitaciones previstas en septiembre puedan ser abundantes.

Ayer, el principal pantano de la provincia, con una capacidad de más de 160 hectómetros cúbicos, apenas albergaba 20,29 hectómetros. En unos días se bajará del mínimo de 20 hectómetros que tampoco se ha conocido desde la construcción del embalse axárquico allá por 1986. Tras unas obras que por entonces incluso le costaron la vida a un operario, nadie en el pueblo que le da nombre podía imaginar una situación tan crítica.

Al 12,34% de su capacidad, el sector agrícola lamenta la falta de previsión al acometer nuevos proyectos. Ni siquiera la conexión con el embalse de La Concepción, que desde abril proporciona caudal a buena parte de la cuenca dependiente de La Viñuela, ha podido compensar la progresiva bajada de las aguas en este pantano. Los sindicatos de este sector agregan que la próxima temporada invernal puede ser especialmente grave, si no llueve con intensidad, para el cultivo en invernaderos.

«Venimos de uno de los años de mayor facturación en la serie histórica de este siglo para muchas hortalizas y verduras. Nos cuentan que en parte es porque Marruecos también está con restricciones generalizadas y no es capaz de producir lo que antes de la pandemia», alega uno de los intermediarios que a diario adquiere estos productos en la corrida de frutos Llano de Los Frailes, en la localidad torroxeña de El Morche.

Otra imagen que certifica la grave situación del pantano de La Viñuela. | ÁLEX ZEA

En dicha lonja, dos productores confían en que las conexiones con los dos pozos del río Chíllar, en Nerja, puedan funcionar a pleno rendimiento y, al abastecer a la población de esta parte más oriental de la provincia, también reduzcan el caudal que cada semana se toma desde el embalse de La Viñuela. De otra forma ven su futuro cada vez más negro.

Compartir el artículo

stats