Los médicos y pediatras de la Atención Primaria andaluza dan un paso más en su lucha por conseguir unas condiciones laborales "dignas" y una atención que sea "resolutiva y satisfactoria" para profesionales y ciudadanos. Bajo esta premisa, y cimentada sobre las bases de la Asociación Basta Ya Málaga, nace el Sindicato de Médicas y Médicos de Atención Primaria (SMP). Esta recién creada organización sindical tiene claras sus reivindicaciones y, fruto del hartazgo por esta situación endémica, asegura que la Atención Primaria irá a la huelga indefinida el próximo mes de enero si no se revierte su situación.

"Consideramos que nuestro trabajo no está reconocido ni valorado por la Administración pública", critica este sindicato, que asegura que la trayectoria del Sistema Nacional de Salud es "hospitalocentrista". Carmen González Uceda, presidenta de Basta Ya Málaga, preside desde ahora el nuevo Sindicato de Médicas y Médicos de Atención Primaria. Durante su presentación, esta médica de familia ha denunciado que "aunque todos hablan de la importancia de la Atención Primaria, la verdad es que está infrapresupuestada. La AP es la que resuelve la mayor parte de los problemas y si no tenemos recursos no podemos hacer este trabajo".

Andalucía es la zona más cargada asistencialmente de toda España. Y es que la carga de trabajo ha ido en constante aumento durante los últimos años. La presión asistencial media en un área de salud roza los 40 pacientes para un médico de familia. Esto es una consecuencia directa de que la autonomía andaluza sea la segunda comunidad española con menos médicos por ciudadano. En las provincias de Andalucía hay 2,8 facultativos por cada 100.000 habitantes.

"Cuando la Junta de Andalucía dice que la plantilla de sanitarios ha aumentado varios miles en estos años es verdad, aunque muchos son contactos covid, que son eventuales", señala González Uceda. Esta profesional asegura que "ha habido miles de contratos de enfermeros pero no de médicos. No entendemos por qué un médico tiene que tener el doble de carga de trabajo que un enfermero cuando la complejidad de nuestro trabajo es superior".

Así, el SMP indica que la oferta de citas para un médico es de 37 pacientes, mientras que para enfermería son 10 al día. De este modo, el tiempo medio de consulta en Andalucía es de 8 minutos, 6 si es telefónica: «Todo esto repercute en nuestro trabajo». Asimismo, la organización sindical asegura que el problema de la Atención Primaria no solo es la carga de trabajo, sino también las tareas y competencias: «El médico de AP está haciendo mucho trabajo que no es su competencia, porque el trabajo no está bien organizado».

Esta situación se está viendo acrecentada por las consultas telefónicas, alternativa que nació con la pandemia de Covid-19. "El teléfono ha disparado las consultas que son para pedir receta, pedir citas... Por teléfono nos entran muchas cosas que no son nuestras competencias o que deberían ser presenciales. Estamos perdiendo el tiempo con el teléfono", asegura Carmen González.

Fuga de profesionales

Durante el año 2020, más de 500 médicos de la Atención Primaria andaluza se fueron a otras comunidades. "Sin contar los que se van a la privada o a otra especialidad", apunta el sindicato. El SMP asegura que la AP no es atractiva por la situación y las retribuciones: "Un médico de familia o un pediatra andaluz está el cuarto por la cola de los peor pagados de España".

Hasta el momento, denuncia la organziación sindical, las soluciones que se han dado "son parciales y no están solucionando el problema". Por tanto, defienden la necesidad de "hacer atractivo el trabajo para mantener a los médicos de familia y pediatras, y atraer a los que ya se han ido".

Para ello es fundamental comenzar a atajar las reivindicaciones que la Atención Primaria viene reclamando desde hace años: "Queremos tener un límite en la jornada laboral; estar bien retribuidos; plantillas dimensionada; que se nos garantice la formación e investigación dentro de nuestra jornada laboral y más seguridad, nos parten la cara porque estamos indefensos ante el disgusto de la población, porque la sanidad no está dando la respuesta que tiene que dar".

Huelga indefinida

"Como llevamos tantos años luchando por la Atención Primaria, vamos a hacer lo que nos queda por hacer. Hemos hecho de todo, concentraciones, documentos, manifestaciones... Ahora, la mayor parte de los médicos están de acuerdo en ir a la huelga indefinida. La situación de la AP es muy desesperada", traslada Carmen González Uceda.

El Sindicato de Médicas y Médicos de Atención Primaria ha llevado a cabo una encuesta entre unos 730 facultativos andaluces. De todos ellos, más del 60% apoya la convocatoria de una huelga indefinida desde el próximo mes de enero, si la situación no se revierte.

"Nuestra decisión, si no hay un acuerdo satisfactorio en Andalucía, es convocar una huelga indefinida en enero. No vemos otra salida, llevamos muchos años y esto no se soluciona", lamenta la presidenta del SMP. De este modo, el sindicato asegura que la única forma de impedir esta huelga es un compromiso firme y con plazos para solucionar el problema de la plantilla médica y de la carga de trabajo.

Por el momento, asegura Carmen González, "hemos pedido cita con la consejera de Salud, Catalina García, y ya nos hemos entrevistado con el delegado de Salud de Málaga y de Cádiz. Lo que pedimos y necesitamos ya lo saben. Se comprometieron en campaña electoral y aquí seguimos esperando. Vamos a ver si ahora ya toca".

Si finalmente llegase el momento de tener que convocar una huelga indefinida, el SMP asegura que "habrá servicios mínimos. Esperamos que no haya que llegar a la huelga, pero si hay que llegar se llega. Esperemos que la ciudadanía lo entienda, ningún médico va a dejar sin atender algo urgente". Así, la organización sindical defiende que es el momento de "pasar de las palabras a los hechos. Es lo que falta".