Memorias de Málaga

De Cine Capitol a Palacio del Cine

El Capitol abrió en 1946 en la calle Mármoles como cine de barrio y tuvo una segunda vida a finales de 1973 como cine de estreno, con cambio de nombre incluido, al que acudían muchos espectadores del Centro

Cerró en 1984

Escena de ‘La escopeta nacional’, una de las películas estrenadas en el antiguo Cine Capitol, que desde 1973 pasó a llamarse Palacio del Cine.

Escena de ‘La escopeta nacional’, una de las películas estrenadas en el antiguo Cine Capitol, que desde 1973 pasó a llamarse Palacio del Cine. / L. O.

Guillermo Jiménez Smerdou

Guillermo Jiménez Smerdou

El propietario de los cines Plus Ultra y Duque, don José Fernández Crespo, inaugurados en los años 1927 y 1945, respectivamente, amplió el negocio de la exhibición en 1946 con un nuevo local construido en la calle Mármoles, al que dio el nombre de Capitol.

Disponía de un millar de localidades en una sola planta y la programación, en principio, se ajustaba a la norma de los cines de barrio: reposición o reestrenos de películas estrenadas en los locales del centro, como el Goya, Echegaray y Alkázar, y programas dobles en sesiones continuas a precios populares.

La inauguración se produjo el 22 de septiembre del citado año de 1946 con un estreno, la película interpretada por Cary Grant y Ethel Barrymore ‘Un corazón en peligro’. En el mismo año, alternando con las reposiciones, estrenó tres películas más, ‘Mi ilusión es un marido’, ‘Joven, viuda y estanciera’ y ‘El mexicano’.

En los años siguientes, alternando con las reposiciones en programas dobles, el Capitol estrenó 7 películas en 1947; 12 en 1948; 7 en 1949; 2 en 1950… Salvo los años 1952 y 1958, en los que no estrenó ninguna película, casi todas las estrenadas eran de escaso valor, procedentes de Méjico, Argentina, Italia, Francia, España…, y entre ellas la primera película filipina que llegó a España en aquellos años, titulada ‘Zamboanga, al sur de Filipinas’. En 1969 estrenó nueve películas, todas mejicanas.

El Capitol se distinguió en los primeros años por estrenar las últimas películas en episodios que se comercializaron en España, como ‘La mano que aprieta’ (3 jornadas), ‘El misterio de la isla perdida’ (12 jornadas, estrenada en sesiones de cuatro episodios), ‘El rayo del terror’ (3 jornadas) y ‘El ocaso de los mohicanos’ (3 jornadas).

Como quedó sin edificar parte del solar adquirido, al llegar el verano se instaló un cine de verano o al aire libre con capacidad similar al local de invierno. Los cines de verano proliferaron en la ciudad porque los de invierno no tenían aire acondicionado o refrigeración, salvo el Goya.

Dotar de esta mejora escapaba de las posibilidades de las empresas dedicadas a la exhibición de películas. Lo que era utópico en los años 60 y 70 del siglo pasado, hoy es normal tanto en edificios públicos y privados como en los hogares de miles de malagueños.

Venta del Capitol

El cine siguió su línea de los programas dobles y estrenos de películas de escaso valor hasta 1973, en el que la empresa de Fernández Crespo transformada en Fernández Durán, vendió el local. Fue adquirido por la empresa Cimasa que procedió a reformarlo.

Las dos últimas películas proyectadas en el Capitol antes de su reforma fueron ‘La muchacha del Nilo’ y ‘Un atraco de ida y vuelta’.

Calle Mármoles en obras en 1976. Al fondo, el Palacio del Cine.

Calle Mármoles en obras en 1976. Al fondo, el Palacio del Cine. / Archivo Municipal de Málaga.

Ahora, Palacio del Cine

El cambio fue radical. Los antiguos asientos de madera fueron retirados y en su lugar se colocaron cómodas butacas tapizadas, la programación cambió, pasando de ser cine de reposiciones a convertirse en cine de estreno e, incluso, la nueva empresa cambió el nombre: de cine Capitol pasó a llamarse Palacio del Cine, compitiendo desde entonces con los cines del Centro.

El nuevo cinematógrafo, aunque ubicado en la frontera de los barrios de El Perchel y La Trinidad, empezó a ser frecuentado por clientes habituales del Goya, Albéniz, Echegaray…

Como cine de estreno acudí a casi todos los estrenos; si recurro al adverbio es porque poco a poco fui abandonando la crítica cinematográfica en Radio Nacional, porque la incorporación a los servicios informativos en la emisora me restaba tiempo para atender a la ‘obligación’ de comentar todas las películas que se estrenaban en los cines de la capital. De los doscientos y pico de estrenos que se estrenaban cada año en Málaga, se pasó a más de quinientos, lo que requería un tiempo del que ya no disponía.

Fue reinaugurado –conservaba el aforo de 1.006 plazas- el 1 de diciembre de 1973 con una película española que por su título atrajo mucho público: ‘Lo verde empieza en los Pirineos’. El director Vicente Escrivá, como otros tantos directores españoles, se apuntó a la moda del ‘destape’, vocablo elegido para calificar las películas sin censura donde aparecían, justificadamente o no, las actrices desnudas. En la película de referencia (lo ‘verde’ se podía disfrutar en los cines de Biarritz), las actrices Nadiuska, Susana Estrada, Sandra Mozarowsky… aparecían ligeritas de ropa.

Estrenos

Entre los años 1946, fecha de apertura del Capitol y 1984, con el nombre de Palacio del Cine, debieron estrenarse cerca de 400 películas de todas las procedencias. En mi archivo tengo los títulos de 250, pero la pérdida de las estadísticas del periodo 1956-1968 me impiden facilitar el número exacto.

Al convertirse en cine de estreno, los aficionados malagueños empezaron a frecuentar el Palacio del Cine alejado del Centro. Había que ‘ir al otro lado del río’ para ver películas como ‘Canciones para después de una guerra’, un documental filmado por Basilio Martín Patino realizado en 1976 con canciones Celia Gámez, Imperio Argentina, Estrellita Castro, Concha Piquer… o la primera versión que se hizo de la odisea del famoso accidente aéreo de Los Andes en el que perdieron la vida casi todos los integrantes de un equipo de rugby. Los supervivientes revelaron que para subsistir llegaron a comer carne de los fallecidos. La película se tituló ‘Supervivientes de los Andes’, dirigida por René Cardona.

El actor italiano Franco Nero.

El actor italiano Franco Nero. / L. O.

De las quince estrenadas en 1976 destacaron ‘Asignatura pendiente’, interpretada por José Sacristán y Fiorella Faltoyano, uno de los éxitos de la temporada; ‘El perro’, agobiante historia de un perro perseguidor; ‘Abismo’, interpretada por Jacqueline Bisset y, sobre todas, la discutida y prohibida en 1961 ‘Viridiana’, de Luis Buñuel. También por su novedad recoger el estreno de ‘Me siento extraña’, protagonizada por Rocío Dúrcal y Bárbara Rey, con el primer beso lésbico.

De los estrenos registrados en 1978 recordar ‘Por quién doblan las campanas’, una película de 1943 que no llegó a España en su día porque la acción se desarrollaba en la Guerra Civil española. Estaba basada en la novela de Ernest Hemingway e interpretada por una pareja de fama: Gary Cooper e Ingrid Bergman, Otras novedades dignas de recordar fueron ‘Grease’, ‘La escopeta nacional’, ‘Mahoma’ y ‘Tiburón 2’.

Entre otros muchos estrenos del Palacio de Cine hasta su cierre en 1984 hay que destacar películas como ‘El expreso de medianoche’, ‘Alien, el 8º pasajero’, ‘Los niños de Brasil’, ‘Star Trek’, ‘Fedora’, la primera versión de ‘King Kong’, ‘Pánico’, ‘Lolita’ y la muy aplaudida ‘ET’.

Los últimos estrenos, y por lo tanto los que cerraron para siempre el Capitol-Palacio de Cine, fueron ‘Inseminación artificial’, ‘Lo que el tonto se llevó’ y, el 25 de mayo de 1984, ‘El día del Cobra’, interpretada por Franco Nero. Varios días después, el 4 de junio, ya no abrió. Su desaparición se sumó al inevitable cierre de los cines de Málaga.