09 de enero de 2018
09.01.2018
Municipal

El PP rectifica y acepta que los directores generales de Marbella no sean funcionarios

El equipo de gobierno da luz verde al acuerdo para aprobar las bases con las que elegir a doce cargos de alta dirección entre Marbella y San Pedro y un adjunto a la Asesoría Jurídica municipal

09.01.2018 | 05:00
El bipartito aprobó el nuevo reglamento en el pleno de septiembre.

El equipo de gobierno dio ayer el visto bueno al acuerdo para la aprobación de las bases que regirán el procedimiento para seleccionar a doce directores generales y un adjunto a la Dirección General de Asesoría Jurídica. De esta forma, el gobierno local nombrará a los directores generales de Hacienda y Administración Pública; Educación, Cultura y Patrimonio; Urbanismo y Vivienda; Alcaldía; Juventud, Turismo; Medios de Comunicación; y Recursos Humanos, todos ellos en Marbella y de Servicios, Mantenimiento y Limpieza; Promoción Comercial, Turística y Eventos; Cultura, Patrimonio y Juventud; y Derechos Sociales y Participación en San Pedro, según señaló el portavoz municipal, Félix Romero.

Las bases, que se anunciarán en los próximos días en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga, contemplan un plazo de siete días para la presentación de solicitudes, la asignación de una ubicación para el ejercicio de las competencias y el diseño de un perfil que reúna la «idoneidad y eficacia necesarias para ofrecer el mejor servicio público», señaló Romero.

Los directores generales tendrán una relación laboral «de carácter especial» con el Ayuntamiento, lo que, señaló Romero, hará que no perciban indemnización cuando dejen sus funciones. «Estarán sometidos a una relación laboral de carácter especial de alta dirección que no se plantea como una contratación que vaya más allá del periodo de mandato de la actual Corporación municipal», señaló Romero.

El portavoz municipal aseguró que el número de directores generales no se sumará al de cargos de libre elección por lo que, según el portavoz municipal, el equipo de gobierno amortizará doce plazas de puestos de confianza cuando sean nombrados. «El planteamiento es suprimir las plazas (de directores generales) que se ocupaban en el supuesto de que esas personas (los cargos de confianza) ganasen el concurso», dijo Romero.

El responsable adjunto a la Dirección General de la Asesoría Jurídica quedará subordinado al jefe de la propia Asesoría Jurídica del Ayuntamiento, cargo que desempeña un funcionario.

El portavoz del grupo municipal socialista y exalcalde, José Bernal, calificó el anuncio de las bases para elegir a los directores generales del Ayuntamiento de «summum de la hipocresía» e instó a recordar las «barbaridades» con las que el PP, entonces en la oposición, calificó el reglamento que presentó el anterior equipo de gobierno. «Dijeron que queríamos colar a enchufados por la puerta de atrás o enchufar gente a dedo en el Ayuntamiento», agregó el edil, que mostró sus dudas respecto a que el Ejecutivo municipal amortice las plazas de los cargos de confianza que puedan convertirse en directores generales.

Bernal también puso en tela de juicio que la elección de los directores generales se realice con libre concurrencia de los aspirantes. «Yo he escuchado ya a la señora Muñoz (la alcaldesa) decir nombres de directores generales», agregó.

El anterior equipo de gobierno y Podemos presentaron a finales de 2015 un acuerdo para aprobar un reglamento con el que los puestos de directores generales podían ser cubiertos por personas que no fueran funcionarios.

El grupo municipal del PP recurrió el procedimiento para designar a los directores generales ante los tribunales, al entender que se trataba de una fórmula con la que formalizar unos nombramientos que, presuntamente, ya estaban asignados.

Sin embargo, ahora en el equipo de gobierno, tras la moción de censura, el PP da marcha atrás y afirma que los directores generales serán funcionarios salvo casos excepcionales en que hay perfiles más idóneos que no lo sean.

Incluso la Abogacía del Estado intervino y recurrió uno de los artículos del reglamento, logrando su supensión cautelar por parte del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook