El Hospital Comarcal de Antequera ha incorporado un sistema de videovigilancia en todas las habitaciones del área de medicina interna, situada en la cuarta planta, para monitorizar a los pacientes que cumplen un determinado perfil de necesidad al ser hospitalizado por Covid-19.

La instalación, que se ha realizado en todas las habitaciones de cuarta planta, permite disponer de ocho cámaras que se van intercambiando, según las necesidades.

Las cámaras están conectadas a los monitores de las áreas de trabajo de enfermería, lo que permite un seguimiento constante de los pacientes y que reciban asistencia sanitaria inmediata, al tiempo que evita entradas innecesarias de los profesionales en las habitaciones, minimizando así los contactos directos y la exposición con las personas ingresadas.

El uso de esta tecnología se prioriza en aquellos enfermos frágiles, grandes dependientes o discapacitados que precisan de un control más estricto debido a que no pueden manejar directamente los distintos medios de contacto, como interfonos de las habitaciones, o que no son autónomos para desplazarse por la habitación.

El sistema de videovigilancia tiene un sistema de visión nocturna, lo que permite mantener la monitorización las 24 horas del día sin que ésta afecte al sueño y el descanso de los pacientes.

Además, las cámaras disponen de un sistema de zoom que permite aumentar determinadas zonas de la habitación o seguimiento de pantallas, monitores, o distintos aparatajes.

Para utilizar este sistema, y en beneficio de la intimidad de los pacientes es necesario que éstos lean y firmen un consentimiento informado creado expresamente para ello.

En caso de que no pudiera firmarlo por su situación física o mental, será su representante legal el que tendrá que realizar la firma del consentimiento.