El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, y el alcalde de Antequera, Manuel Barón, han firmado un convenio por el cual el Consistorio antequerano cede una parcela de terreno municipal de 10.000 metros cuadrados de extensión anexa al aparcamiento del Hospital Comarcal y con salida directa hacia las autovías A-92 y A-45 para que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) pueda albergar dos nuevas instalaciones estratégicas.

"Antequera está muy bien situada, en el centro de Andalucía, por lo que es un sitio magnífico para la distribución e instalación de estos centros logísticos", ha manifestado Jesús Aguirre, quien ha agradecido al Gobierno local la segregación del terreno.

El siguiente paso será licitar las obras que comenzarán "antes de lo que se piensa", ha indicado el consejero, sin que haya especificado más datos.

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía asumirá la financiación de la construcción de ambas instalaciones logísticas, mientras que el Ayuntamiento de Antequera se compromete a urbanizar los terrenos y dotarlos de los servicios necesarios como saneamiento, suministro eléctrico, acceso rodado, agua potable y servicios de telecomunicaciones.

Uno de los almacenes surtirá de material fungible a los centros sanitarios de toda la provincia de Málaga, constituyendo así un almacén único provincial integrado en la cadena logística de dichos centros.

Por otro lado, se habilitarán unas instalaciones que permitan establecer un Centro Logístico de Equipamiento Sanitario que constituya el fondo de reserva estratégica del SAS para dotar a los centros sanitarios de toda Andalucía de dispositivos y equipos médicos extra –como respiradores– en caso de desarrollarse nuevas crisis sanitarias similares a la del coronavirus.

Previamente a la rúbrica, Aguirre, acompañado por el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, ha visitado las obras de modernización del Hospital Comarcal de Antequera en las que la Junta de Andalucía ha invertido 1,6 millones de euros, siendo estas la ampliación de las urgencias hospitalarias, la creación de un quinto quirófano y la remodelación integral del servicio de Digestivo.

Las obras de ampliación de las urgencias hospitalarias han supuesto una inversión de 600.000 euros y permiten mantener siempre dos circuitos diferenciados, respiratorio y no respiratorio. Estas nuevas y aisladas dependencias cuentan con 600 metros cuadrados.

La obra del quinto quirófano, que ha supuesto una inversión de 350.000 euros, ha supuesto la sectorización de la zona, accediéndose a la misma desde la cubierta. Supone la intervención en 200 metros cuadrados en tres niveles (sótano, primera y segunda planta) y el bloque quirúrgico incrementará su superficie en 150 metros cuadrados de los 1.100 que dispone actualmente. Además, implica una mejora la tecnología existente en el quirófano gracias a la dotación de equipamiento específico (lámpara quirúrgica, columna de cirugía y anestesia).

Las obras de remodelación integral del Servicio Digestivo tienen como objetivo mejorar la atención a los usuarios, disponiéndose así de una zona específica de pruebas funcionales para pacientes con coronavirus, con un presupuesto de 450.000 euros

Junto a ello, se han acometido obras de ampliación en los centros de salud de Campillos y Mollina, pertenecientes al Área Sanitaria Norte de Málaga y presupuestadas en un total de 390.000 euros.