La Policía Local levantó acta el pasado domingo a diez personas que estaban participando en una fiesta ilegal que se estaba celebrando en una vivienda alquilada y en la que no se estaban respetando las medidas que permanecen activas contra la Covid.

Se trata de una de las actuaciones que se han realizado durante este pasado fin de semana, alargado por la jornada festiva de ayer lunes, según ha explicado el delegado municipal de Seguridad Ciudadana.

El concejal ha informado que, en total, se han levantado diez actas contra personas que han infringido la Ley de Protección de Seguridad Ciudadana, y once por no respetar las medidas establecidas para evitar la propagación del coronavirus.

A pesar de ello, el edil ha señalado que el comportamiento general de los ciudadanos ha sido bueno y a estas alturas de la pandemia, se han asumido ya por parte de la mayoría de personas el cumplimiento de todas las medidas y protocolos que se cumplen de forma general.  

Además, ha señalado que se ha podido comprobar la presencia de personas en estos días llegadas de otros puntos de la provincia tras la eliminación del cierre perimetral y que ha aumentado el número de ciudadanos en la calle con la apertura de los comercios no esenciales y la hostelería.