La Federación Andaluza de Caza (FAC) se personará como acusación en el juicio contra los dos detenidos por, presuntamente, ahorcar a un perro en Almogía alegando que no servía para la caza.

Los servicios jurídicos de la federación ejercerán su derecho a la acusación popular «contra un hecho delictivo que en nada puede vincularse con la caza ni con el trato que los cazadores prestan a sus perros de caza».

«Quienes maltratan o ahorcan a un perros no pueden, ni deben, llamarse cazadores. Se trata de delincuentes sobre los que debe recaer todo el peso de la ley», explicó el coordinador de los servicios jurídicos de la FAC, Francisco Pérez, quien expresó la «más absoluta condena y repulsa» del sector cinegético a este tipo de conductas.

La federación recuerda que estas conductas delictivas «no pueden servir para generalizar o criminalizar a un colectivo, que sólo en nuestra región integran más de 250.000 andaluces, que cuida y respeta a sus perros».

Así, han señalado que, según el informe ‘Él nunca lo haría 2020’ de la Fundación Affinnity, los perros de caza son los menos abandonados, con un 11,6% del total, cifra que incluso se reduce un punto porcentual respecto al informe de 2019».