La Diputación de Málaga ha aumentado la oferta de actividades de turismo activo de la provincia con una nueva vía ferrata, denominada 'El Caimán' , ubicada en El Colmenar (Cortes de la Frontera). Esta instalación tiene unos 300 metros de recorrido con cinco puentes y con esta son ya 22 las vías ferratas con las que cuenta la provincia.

El diputado de Medio Ambiente, Turismo Interior y Cambio Climático, Cristóbal Ortega, ha resaltado que la institución provincial apuesta por las actividades que se complementan con la Gran Senda de Málaga , ya que contribuyen a la promoción y dinamización de los municipios del interior.

Las vías ferratas son instalaciones deportivas en plena naturaleza que contemplan un itinerario, tanto vertical como horizontal, equipado con diverso material -clavos, grapas, presas, pasamanos, cadenas, puentes colgantes y tirolinas-, que permiten llegar a zonas de difícil acceso para senderistas o personas no habituadas a la escalada.

"Son infraestructuras -apunta Ortega- por las que apuesta la Diputación de Málaga, que no solo se encarga de promover su uso, sino que también asume su mantenimiento a través de empresas especializadas".

La nueva vía ferrata, en la que la Diputación ha invertido casi 18.000 euros, incluye cuatro puentes de mono y un puente tibetano de 60 metros en su recorrido. Presenta un extraplomo en recorrido horizontal justo después del puente tibetano. Uno de los elementos más atractivos se encuentra en el primer puente de mono, que presenta una cascada en la temporada de invierno. El tiempo total estimado para el recorrido es de unas tres horas desde el aparcamiento y tiene un nivel de dificultad K4 muy difícil.

Instalaciones en 16 municipios

Más de 100.000 personas disfrutan cada año de las 22 vías ferratas con que cuenta la provincia y cuya creación ha promovido la Diputación a través de los Planes de Dinamización del Producto Turístico de la Axarquía, la Serranía de Ronda y el Plan de Competitividad Turística de la Sierra Norte.

Álora, Archidona, Atajate, Benadalid, Benalauría, Benaoján, Comares, Cortes de la Frontera, Cuevas de San Marcos, Gaucín, Igualeja, Jimera de Líbar, Montejaque, Ronda, Villanueva del Rosario y Villanueva del Trabuco son los municipios que cuentan con estas infraestructuras, que convierten a Málaga en la provincia de España con la mayor red de vías ferratas.

En el apartado de Naturaleza del sitio web www.malaga.es/turismo se describen, con datos y vídeos, las características de cada una de estas vías, cuya dificultad técnica y nivel de exigencia son muy diferentes.