Alberto López Sánchez, un antequerano de 22 años, ha obtenido el número 1 en la Convocatoria EIR (Enfermero Interno Residente) de 2021. Con un 98,559 de resultado en el examen, y una puntuación global de 108,4870 puntos, Alberto López Sánchez, miembro colegiado del Colegio de Enfermería de Málaga (finalizó sus estudios en la UMA en junio de 2020), ha alcanzado la máxima excelencia en un examen en el que estaban matriculados más de 7.000 aspirantes.

En cuanto a su futuro, Alberto lo tiene claro: “Elegiré la especialidad de Obstetricia-Ginecología en el Hospital Materno-Infantil de Málaga. Quiero ser matrón. Es vocacional y dedicarme a esto es lo que he querido hacer siempre”, indica.

El camino hasta este número uno ha sido largo y difícil. “Empecé a preparar el examen en marzo del año pasado, justo cuando empezó la pandemia, compaginándolo con el último trimestre en la Facultad. Estudié en una academia junto a otros compañeros. El proceso se ha alargado mucho más de lo que esperaba”. De hecho, la convocatoria se retrasó varias ocasiones por el Covid-19. “Pero después de todo, el esfuerzo ha merecido la pena".

A pesar del resultado, con una nota altísima final, Alberto reconoce que no salió especialmente convencido del examen celebrado el pasado 27 de marzo. “Yo creo que nadie salió contento del examen porque fue un poco raro, muy largo, con preguntas con enunciados larguísimos y con cosas que no habíamos visto en el temario. Había que manejar conocimientos muy específicos”.

Sin embargo, una vez que pudo consultar la plantilla que sacó Sanidad con las respuestas acertadas supo que tendría un puesto alto en la lista, pero no pudo evitar quedarse sin palabras al ver que se había alzado como el número 1.”Estoy muy contento después de tantos meses de esfuerzo. Esta una gran recompensa”, reconoce el estudiante antequerano.

Y es que ser el Número 1 del EIR 2021, no es el único logro de Alberto en el plano académico y profesional. Sánchez contó con el mejor expediente de Enfermería en el curso académico 2019/2020, en la convocatoria de junio, de la UMA. Motivo por el cual el Colegio de Enfermería malagueño premió su excelencia y esfuerzo con cuatro años de colegiación gratuita.

Por supuesto, sus padres no han podido evitar emocionarse al recibir la noticia. “Mis padres están muy contentos porque han visto todo el tiempo y dedicación que le he echado”, subraya, sin olvidarse de los compañeros y amigos con los que ha compartido este año de preparación del EIR 2021. “Tener compañeros en los que apoyarte es muy satisfactorio. Esto no deja de ser una competición entre nosotros pero si lo enfocas así, creo que no es bueno para tu salud mental. Nos hemos apoyado los unos a los otros y hemos compartido el día a día”, explica, añadiendo que sus compañeros más cercanos de la academia también han conseguido unos números de orden (79 y 272) con los que podrán optar a las plazas deseadas.

A partir de ahora el proceso continúa para Alberto con las notas definitivas del examen en el mes de mayo, la elección de plaza en el mes de junio y el comienzo de su residencia de dos años a mediados del mes de julio. “El Materno Infantil es referente en mi especialidad por su magnífico programa docente. Mis expectativas son formarme todo lo que pueda, intentar ser un buen profesional y que las pacientes se sientan a gusto con mi trabajo”, concluye Alberto.