La Guardia Civil ha detenido a una persona que se dio a la fuga en un control policial y que arrojó cerca de 12 kilos de hachís en el vehículo durante su huida por la autopista. Los hechos tuvieron lugar el 31 de marzo. Los agentes se encontraban realizando un control en la AP-46 a la altura del Casabermeja y dieron el alto a un vehículo cuyo conductor huyó a gran velocidad y conduciendo de forma temeraria. Durante la huida, arrojó una bolsa negra que contenía 120 pastillas de hachís con un peso de 11,7 kilos.