La mayor parte del aceite de oliva virgen extra que se produce bajo el sello de Denominación de Origen Protegida Antequera lo compra China. Concretamente, el año pasado, al país asiático se exportó el 98% de este aceite certificado. Para esta nueva campaña de producción que ya ha comenzado, el Consejo Regulador de la DOP tiene previsto hacer llegar a China alrededor de 100 toneladas envasadas, mientras que solo una pequeña porción se quedará en territorio nacional. «China es un destino en el que se valora mucho los sellos de protección europea y nuestros aceites tienen una gran acogida. Llevamos muchos años vendiendo allí, pero no tanto volumen como ahora», explicó la secretaria general de la DOP Antequera, Victoria Olmedo, durante la presentación de la campaña, en la que se espera alcanzar 1.600 toneladas de producción a pesar de la falta de lluvias.

Seguir impulsando este sello de calidad es uno de los objetivos principales de la DOP. Para ello, tienen que integrar otras marcas de aceite de oliva con su certificado, así como buscar más cooperativas con las que ir posicionando su denominación a nivel regional y nacional, para que sea aún más reconocida. «Debemos intentar llegar a los consumidores más allá de la venta local. Estamos estudiando otras marcas de la zona que puedan ser candidatas a llevar este sello». Actualmente las marcas que comercializan este sello en formatos premium son Dcoop Selección y Torcaoliva Selección. Otra de las metas del Consejo Regulador, presidido por Benito Avilés, es potenciar y fortalecer la venta online en medios electrónicos. «La situación de pandemia nos facilita mucho poder llegar a muchos rincones de España e incluso nuevos mercados en el extranjero».

Compromiso de los agricultores

La calidad del aceite es mérito de la labor de los 5.000 agricultores inscritos en la Denominación de Origen, de la que forman parte 18 municipios, 13 almazaras, la envasadora Mercaóleo y la comercializadora Dcoop. «Ellos son el pilar para que, año tras año, podamos obtener aceites de mayor calidad». La mayoría de aceites de la DOP proceden de la variedad de hojiblanca. Para llevar este sello de calidad, los AOVES deben contener propiedades muy concretas que las distinguen de aceites convencionales, tales como un sabor frutado intenso, con medianas por encima de 4, connotaciones de atributos positivos como el plátano o la almendra; un toque de frescor verde y equilibrio entre amargo y picante. Para conseguir esa meta, Dcoop promueve cursos para fomentar la recolección temprana y premia el trabajo de almazaras y agricultores por lograr un aceite de calidad.

La DOP de Antequera es la única Denominación de Origen de aceite en la provincia de Málaga.