El  Centro de Educación infantil y Primaria Algazara de Alhaurín de la Torre ha rendido esta mañana un bonito y emotivo homenaje a su alumno Pedro Fernández Jiménez, fallecido recientemente, en un acto al que se ha querido sumar buena parte de la comunidad educativa del municipio.

El nombre del joven ya figura para siempre en la fachada del gimnasio del centro, donde se ha descubierto una sencilla y hermosa placa de cerámica con su imagen.

A la cita han asistido el alcalde, Joaquín Villanova; las concejalas de Educación y de Deportes, Pilar Conde y María del Mar Martínez respectivamente; representantes de la Delegación de Educación, la Fundación Olivares y de la junta local de la Asociación Española Contra el Cáncer, así como miembros del AMPA, la dirección, profesorado y alumnado de la escuela.

Sus padres, Silvia y Pedro, se han mostrado agradecidos y emocionados en un acto pensado para recordar a Pedro y expresar a su familia todo el cariño de quienes fueron sus docentes y compañeros.

La directora, Ana Pizarro, ha señalado que fue "un alumno ejemplar" y ha resaltado que su recuerdo debe ser "luz para todos nosotros". El regidor, por su parte, ha querido mostrar "todo el cariño posible" desde el Ayuntamiento. Villanova ha defendido la necesidad de invertir más en la investigación del cáncer infantil y ha elogiado el trabajo que realizan asociaciones locales con enfermos y familias.

El colegio ha aprovechado para hacer una simbólica entrega a la Fundación Olivares del dinero recaudado en carreras solidarias en las que participaron numerosos estudiantes. Han sido en total 2.644 euros, a los que se suman los corazones solidarios que se han donado a esta misma fundación para unirse a su reto de formar la mayor cadena de corazones del mundo.