La Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda ha adjudicado por 9.481.585 euros a la empresa Ecofilia el nuevo contrato de conservación de carreteras en la zona sur de la provincia de Málaga. El contrato, que tiene una duración de cuatro años prorrogables a un año más, atenderá el mantenimiento de 453 kilómetros de red viaria de titularidad autonómica, y sustituirá al contrato vigente, que expira a mediados del próximos mes de diciembre.

Cerca de una treintena de empresas (26 ofertas) se presentaron a este contrato, que atiende a tramos de carreteras como la A-343, la A-354, la A-355, la A-357, la A-366, la A-368, la A-387, la A-404, la A-7052 o la A-7076, entre otras.

El nuevo contrato garantizará la vialidad de las carreteras para dar una ágil y rápida respuesta las 24 horas del día a las incidencias que se presenten en la red viaria, como accidentes de tráfico, cortes de carreteras o inclemencias meteorológicas, ha indicado la Junta en un comunicado.

Para ello, la empresa adjudicataria incluirá la presencia de técnicos, operarios, maquinaria y materiales para la realización de diversas operaciones incluidas las de gestión, vialidad y sustitución; operaciones de mantenimiento y mejora o mantenimiento del Centro de Conservación.

En el nuevo contrato se valora especialmente, y de acuerdo con el Sello Verde que la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación de Territorio ha impuesto en todas sus actuaciones, la gestión del servicio desde un punto de vista medioambiental adecuado, tanto en materia acústica, para disminuir en la medida de lo posible la afección a trabajadores y usuarios de la zona, como de ahorro energético y utilización de energías renovables. También se pone en valor el uso de nuevas tecnologías para mejorar aspectos como la eficacia, la calidad, o el valor técnico del servicio.

Esta adjudicación se suma a los realizados desde en los últimos meses. Durante 2019 y 2020 se adjudicaron 33 contratos de mantenimiento integral por un importe de 179,6 millones de euros para garantizar la vialidad en los más de 10.500 kilómetros de titularidad autonómica. Los tres restantes, entre ellos el correspondiente a la zona sur de Málaga, expiraban a finales de este año 2022.

La inversión en infraestructuras viarias, además de generar puestos de trabajo en el sector de la construcción, propicia carreteras seguras y, por tanto, desplazamientos más cómodos que favorecen las actividades logísticas vinculadas a la agricultura, ganadería, pesca y al sector industrial, así como al tráfico relacionado con el turismo. Se estima que este nuevo contrato generarán una veintena de puestos de trabajo directos, a los que habrá que sumar los indirectos.