Un hombre ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Málaga a 18 años de prisión por abusar sexualmente de sus sobrinas de 11 y 12 años en Coín, hechos que se repitieron desde 2011 todos los veranos durante varios años a una de ellas.

Las jóvenes, que actualmente son mayores de edad, se encuentran bajo tratamiento psicológico y su agresor ha sido condenado también a indemnizar a una de ellas con 40.000 euros y a la otra con 20.000 por los daños morales, según la sentencia, a la que ha tenido acceso EFE.

En este procedimiento, en el que ha ejercido como acusación particular en defensa de los derechos de las víctimas el departamento Penal de Ley 57, condena al acusado por dos delitos de abuso sexual, uno de ellos continuado, así como por tenencia de pornografía infantil.

Los hechos se remontan al verano de 2011 cuando el acusado estaba con su sobrina de 11 años y aprovechó que estaba dormida en el sofá para abusar de ella, hechos que se repitieron en varias ocasiones.

En el relato de hechos probados el Tribunal mantiene que los abusos se repitieron todos los veranos durante varios años.

Respecto a la otra sobrina, la violó una noche de 2016 tras conducirla hasta su casa de campo aprovechando que la menor estaba bajo los efectos del alcohol, acto que además grabó.

En 2016 también pidió a su sobrina fotos comprometidas y las guardó en su ordenador, junto con otras grabaciones de contenido sexual. Fue la pareja del acusado quien descubrió el contenido y tras denunciarlo se inició el procedimiento.

Por el delito de tenencia de pornografía infantil el encausado ha sido condenado a cuatro meses de prisión e inhabilitación especial para empleo o cargo público durante el tiempo de la condena.