Kiosco

La Opinión de Málaga

Cristobal Montilla

Políticos enRED@dos

Cristóbal G. Montilla

La izquierda del sur sigue a la gresca

Teresa Rodríguez explotó en sus redes sociales contra las «consecuencias electorales» de su candidatura que le reprocha Inmaculada Nieto

La líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, en el barrio malagueño de El Perchel durante la pasada campaña electoral para el 19J. Gregorio Marrero

De un tiempo a esta parte, entre las fuerzas situadas a la izquierda del PSOE en Andalucía no existe una sola pelea. El enfrentamiento doméstico entre IU y Podemos se ha visto, incluso, agravado por el resultado que dejó en un tercio de su capital parlamentario a Por Andalucía. Los morados -que pese a llegar tarde al registro han pescado tres de los cinco diputados- culpan a sus supuestos hermanos de una IU a la que le viene mejor hablar de la división del voto forzada por Adelante Andalucía. Por el nuevo partido de una Teresa Rodríguez que explotó en sus redes sociales contra las «consecuencias electorales» de su candidatura que le reprochó Inmaculada Nieto, en plena resaca de la debacle electoral sufrida en Por Andalucía. «Hay una que no ha hecho esa reflexión o no la quiere hacer», llegó a afearle Nieto y esto provocó la reacción de la política roteña a la que expulsó Podemos.

En la respuesta con la que defiende con uñas y dientes a su nuevo partido andalucista de izquierda, Teresa Rodríguez emplea el símil del viejo timo de los vasos y la bolita. De hecho, empieza aseverando que «a veces la política es un juego de trileros». «La derecha, el centro, la izquierda y la unidad de la izquierda hasta en la sopa. Dicen los videntes que hasta 14 escaños podíamos haber tenido yendo con quienes nos expulsaron de nuestro grupo y sus partidos y yo pregunto, ¿con qué proyecto? ¿Ser la subdelegación de Pedro Sánchez en Sevilla? ¿Aspirar solamente a ser la muleta de Espadas?», recalcó Rodríguez con apuntes que dejan clara la postura antagónica sobre las relaciones con el PSOE que ella mantiene respecto a IU y Podemos.

En su amplia reflexión, Rodríguez se zafó de quienes la acusan de haber contribuido a un resultado más holgado para el bloque de derecha al haberse presentado en solitario e insistió en el compromiso con la izquierda de su planteamiento: «El único motivo razonable para nosotras era parar a las derechas pero lamentablemente ni en las encuestas ni en el resultado, ni con los 14 de la bola de cristal, estábamos ni cerca de ello, porque el problema no es aritmético sino de proyecto para esta tierra y para este periodo».

La queja que ha florecido en el entorno de Por Andalucía contra Teresa Rodríguez también fue expuesta por el activista Rubén Sánchez, que sonó antes de la precampaña como posible candidato independiente a la presidente de la Junta de Andalucía del amplio frente de izquierda liderado por Podemos e Izquierda Unida.

Rubén Sánchez se refirió como «otro dato para reflexionar» al resultado que hubiera cosechado la suma de los votos logrados por separado por las diferentes candidaturas encabezadas por Inmaculada Nieto y Teresa Rodríguez.

«Los votos que han obtenido Por Andalucía y Adelante Andalucía sumados se hubieran traducido, de haber sido una única candidatura, en 12-13 escaños en lugar de 5+2», escribió el responsable de FACUA-Consumidores en Acción. Su planteamiento generó una notable actividad en Twitter y, entre los variados debates generados, surgieron comentarios encaminados a recordar que esos seis escaños más hubieran impedido una mayoría absoluta del PP. Y, por consiguiente, podrían haber situado a la candidata de Vox, Macarena Olona, como vicepresidenta de la Junta de Andalucía, en el marco de una alianza similar a la existente en Castilla y León. A esto Rubén Sánchez respondió con la más escueta de las preguntas: «¿Y?».

Compartir el artículo

stats