01 de junio de 2015
01.06.2015

El club negocia una 'wild card' para estar en la Euroliga

Si el equipo no pudiese clasificarse por méritos deportivos la podría disputar gracias a una invitación

01.06.2015 | 01:09

La Euroliga 2015/16 le dio un portazo al Unicaja en su reunión de Estambul del 7 de mayo. La competición hizo oficial que la Liga ACB iba a perder una Licencia A y pasaría de las cuatro actuales a sólo tres. Así que uno de los poseedores de estas cuatro licencias (Real Madrid, FC Barcelona, Laboral Kuxta y Unicaja) iba a perderla. El perjudicado será el Unicaja, ya que el baremo se ha calculado ya –a expensas de que acabe este curso– incluyendo los méritos deportivos en su Liga y Euroliga, además de ingresos televisivos y ocupación de su pista. Y el Unicaja será el cuarto de los equipos españoles. De esta forma, el Unicaja, cuando se celebre la asamblea de julio, perderá oficialmente su Licencia A, un «pasaporte» que le ha permitido competir con los 24 mejores equipos de Europa pese a no haberse clasificado dos años a los play off.
De esta forma, al Unicaja le queda ahora la vía deportiva. Para jugar la Euroliga debe clasificarse para las semifinales, donde ya están Madrid y Barça, y competir con Bilbao Basket o Valencia. Como el Unicaja quedó tercero en la Fase Regular y vizcaínos y valencianos finalizaron por detrás, el club de Los Guindos podría permitirse el lujo de quedar eliminado en semifinales si o Bilbao o Valencia también cae apeado. De esta forma, se clasificaría para la Euroliga por sus méritos en la pista.

Pero, ¿qué ocurriría si el Unicaja cayese hoy contra el Baskonia? En ese caso, el que jugaría la Euroliga sería Bilbao o Valencia, ya que alcanzaría semifinales con los otros tres equipos con Licencia A (Madrid, Barça y Laboral Kutxa). El Unicaja, por lo tanto, se vería abocado a jugar la Eurocup. Sin embargo, el club ha realizado en el último mes un trabajo de despachos para tratar de que, en caso de desastre deportivo, pudiese seguir jugando la mejor competición del Viejo Continente. Y, las noticias, son al menos esperanzadoras.

El Unicaja confía en poder contar con una invitación de la competición para poder disputar la Euroliga. Esta temporada, el torneo se ha reservado una cantidad nunca antes vista de wild cards: cuatro. El motivo es que la Euroliga ha puesto sus miras en países en los que el baloncesto está en crecimiento y representan, además, estupendas ventanas de mercado para el evento. La Euroliga ya ha informado de que las cuatro invitaciones irán destinadas a Turquía, Alemania, Francia y Reino Unido.

Jordi Bertomeu, el mandamás de la competición, ha explicado públicamente que tiene mucha fe en llevar el baloncesto de elite a Inglaterra, pero que no ve en esta próxima campaña un equipo con nivel para jugar en Euroliga. El Unicaja ya se ha posicionado y tiene contactos muy avanzados para «apropiarse» de esa invitación y seguir jugando en la competición en caso de que hoy no pueda derrotar al Baskonia y quede eliminado.

El Unicaja ha disputado ya en 15 ocasiones la Euroliga, las 14 últimas de forma consecutiva, y lleva metiéndose en el Top 16 una década. Depende de sí mismo para seguir jugándola pero, por si acaso, ya está bien colocado para recibir esa wild card del Reino Unido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes