31 de mayo de 2018
31.05.2018
Directiva

La cúpula del Unicaja continúa al frente, con la actual estructura

Eduardo García, con más peso tras la salida del gerente, sigue con su responsabilidad, apoyado en el comité de dirección: Carlos Jiménez, Mireya Jimena, Rosa Mariscal y Julieta Martínez

31.05.2018 | 05:00
El presidente del club, Eduardo García, posa en la cancha de Los Guindos.

El Unicaja dio por cerrado el martes una temporada en las pistas. Ahora comienza el trabajo más difícil, el que más se ve por abonados y simpatizantes, con múltiples tareas para reiniciar con fuerzas la nueva temporada 2018/19. Y para este verano no se atisban cambios relevantes en el día a día de la entidad ni en su cúpula de gobierno. Hay depositadas muchas esperanzas desde Fundación Unicaja y Unicaja Banco en la nueva estructura de gestión del club que aprobó recientemente el consejo de administración de la entidad, con la creación de un «Comité de Dirección» por el que actualmente se rige Unicaja Baloncesto.

El consejo de administración está compuesto actualmente por ocho integrantes, cuatro que provienen de Fundación Unicaja -el club depende de forma directa de la antigua Obra Social- y Unicaja Banco. El presidente es Eduardo García (Unicaja Banco), su vicepresidente es Juan José Navarro (Fundación) y el secretario es Isidro Rubiales (Unicaja Banco), con los vocales Sergio Corral (Fundación), Óscar García (Unicaja Banco), Emilio Mejía (Unicaja Banco), Isabel Fernández (Fundación) y Paco Alonso (Fundación). El consejo está nivelado con cuatro cargos de cada una de las ramas de la entidad financiera.

García es el presidente más longevo desde la fusión con Maristas. Fue nombrado a finales de septiembre de 2010, y fue el encargado de conducir una readaptación económica de la entidad y hacerla vigente a la actual etapa. Ese largo trayecto no se ha debilitado, lo contrario: se ha reforzado en los últimos cambios, tras la marcha del gerente y el que fue su mano derecha en esta etapa, Ángel Bordes, que se fue a la ACB.

García tiene ahora más poder que nunca y también más implicación. El consejo le dio esa responsabilidad, y también realzó las tareas de Carlos Jiménez (dirección deportiva), Mireya Jimena (administración, finanzas y control presupuestario), Rosa Mariscal (comunicación) y Julieta Martínez-Pardo (marketing). Se ha descartado la llegada de un gerente, funciones que recaen ahora en el presidente y en Mireya Jimena, repartidas también en cierta forma en el resto de cabezas visible de la entidad.

Sí que es cierto que la entidad financiera buscó algún tipo de cambio en el club, pero se ha dado el visto bueno a esta modificación y este comité de dirección tiene la total confianza de la cúpula de Unicaja Banco y de Fundación Unicaja, por lo que se continuará con esta estructura.

No se descarta, eso sí, la llegada de algún tipo de figura que descargue la responsabilidad actual del presidente. Una especie de director general. Un abogado o economista con capacidad de gestión y experiencia en el mundo del baloncesto. Es una puerta que no está cerrada, aunque se ha dejado a un lado por ahora. Quizá después del verano.

Llegan ahora tiempos complicados y en los que hay que saber gestionar todavía mejor los recursos. La intención de la entidad financiera es que el aumento presupuestario que realizó de casi tres millones de euros para esta actual temporada, en la que el equipo jugó la Euroliga, disminuya o desaparezca. De esta forma, la aportación de los propietarios del club volverá a ser muy similar a la de 2016/17, cuando el Unicaja ganó la Eurocup y, curiosamente, firmó un mejor papel en la Liga ACB que en este curso, con tres millones más de presupuesto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes