03 de febrero de 2019
03.02.2019
Polémica

Dani Díez tiró a fallar... pero entró

Tanto el jugador como Luis Casimiro reconocieron que se tiró a fallar el tiro libre decisivo ante el Madrid

04.02.2019 | 00:56
Dani, tirando.

El Martín Carpena no podía creerse lo que estaba pasando. Porque después de sufrir de una forma extrema, ver al Unicaja cayendo por 21 puntos de diferencia ante el Real Madrid y tener el partido perdido al descanso, el Unicaja iba a ganar al equipo blanco. Estaba hecho, todo hecho. El Unicaja tenía ganado el partido. Giorgi Shermadini había puesto el 94-92 en el marcador a falta de 26 segundos para el final. Ahora se trataba de defender. Y el Unicaja lo hizo muy bien. El francés Causeur se jugó un triple frontal alejado y falló de tres.

El que más saltó en hacerse por el rebote fue Dani Díez. El alero de nuevo volvió a dar la cara en un encuentro muy complicado. Dani se hizo con el rebote y le hicieron falta en el suelo. Tras la revisión arbitral se determinó que sólo faltaban 1,2 segundos. Se trataba de ir a la personal, fallar el último tiro libre y finiquitar el partido. Cuando el balón escupiera el aro y diera en alguna mano de un jugador el tiempo iba a comenzar a correr, y no iba a dar tiempo a absolutamente nada.

Pero Díez se hizo un lío. Falló el primero y anotó el segundo. Le dio al Madrid una vida extra, cuando ya estaba enterrado. Con ese segundo y pico, Laso le hizo una jugada a Ayón, que anotó para forzar la prórroga. ¿Qué fue exatamente lo que pasó? Pues que, a veces, los profesionales se equivocan. Dani quiso anotar el primer tiro libre, pero falló. Quizá ahí le entraron nervios. Y el segundo, que lo tiró a fallar, entró en el aro. El propio Dani Díez confesó tras el encuentro que había tirado a fallar, pero que el balón entró.

También lo confesó Luis Casimiro, que incluso contó que no es la primera vez que le ocurre. "Honra a Dani reconocerlo. Ya me ha pasado más veces, con una fase de ascenso con Alicante en Gijón y para seguir vivos y subir a ACB en la temporada 1994/95, teníamos la misma opción para seguir vivos. Había que meter el primero y fallar el segundo y tener que rebotear porque perdíamos de dos. Y hubo un tablerazo y entró. La idea era ésta. Estoy contento por él, por el rebotazo que ha cogido para ganar el partido. Y también porque Jaime metió la última. Se ha ganado. Las situaciones pasan y es un juego de habilidad", dijo Casimiro.

El Unicaja ganó al Real Madrid en la prórroga y todo quedó, por fortuna, en una anécdota. Una curiosa historia que, a buen seguro, Dani Díez, no podrá olvidar en su vida.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes