Gobierno andaluz

Los presupuestos de la Junta eliminarán los gastos superfluos y primarán el empleo

Las partidas para fines sociales, como la dependencia, y los fondos para luchar contra el paro no sufrirán recortes

18.10.2013 | 05:00
Susana Díaz, ayer con Braulio Medel y Antonio Yélamo, director de la Ser en Sevilla.
Susana Díaz, ayer con Braulio Medel y Antonio Yélamo, director de la Ser en Sevilla.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, garantizó ayer que, pese a todas las dificultades, Andalucía va a tener un «buen presupuesto» en 2014, y aseguró que no contempla «ningún adelanto electoral», sino que va a trabajar por agotar la legislatura.

Durante su intervención en un desayuno coloquio organizado por la cadena Ser, Susana Díaz –que fue presentada por la periodista catalana Angels Barceló tras una breve intervención del presidente de Unicaja, Braulio Medel– anunció además que los presupuestos de la comunidad para el próximo año van a eliminar todos los gastos «superfluos». Pese a que no concretó qué partidas son las que se consideran secundarias, sí se refirió a las que no lo son y, por tanto, no sufrirán modificaciones, como las ayudas para crear empleo y los servicios públicos, con prioridad para los que atiendan necesidades sociales, como la dependencia.

La presidenta se refirió a las «serias dificultades» que están encontrando para el cierre de los presupuestos de la comunidad, los cuales, según dijo, serán de «desafío ante la crisis y de reto para sostener el estado del bienestar y apostar por el empleo». «Pese a todas las dificultades, vamos a sacar adelante un buen presupuesto», sentenció.

En este sentido, detalló que las prioridades serán «mantener las políticas de creación de empleo y de transformación del modelo productivo, blindar los servicios fundamentales preservando al máximo el empleo público, y seguir apostando por la cohesión social». Para ello, expuso, la Junta contará con 1.200 millones de euros menos que en 2013, otra vuelta de tuerca en el esfuerzo «brutal» que desde el Ejecutivo nacional se exige a las autonomías en forma de esfuerzo de consolidación fiscal, a lo que se añade una nueva disminución de las transferencias estatales y del Fondo de Compensación Interterritorial.

«Vamos a tener un buen presupuesto porque los dos partidos que conforman el Gobierno van a apoyar el presupuesto que se está elaborando en este momento», indicó la presidenta de la Junta, quien insistió en que en 2014 no va a haber aumento de impuestos y que, no obstante, la presión fiscal habrá que revisarla en el próximo ejercicio para dotarla de más equidad. Durante su intervención, también defendió la importante labor de los empleados públicos en esta comunidad.

La presidenta también quiso dejar claro que va a trabajar por agotar la legislatura y señaló que es lógico que PSOE-A e IULV-CA no estén de acuerdo en todo, toda vez que son dos fuerzas que concurrieron a las elecciones de manera separada y con sus respectivos programas electorales. En cualquier caso, calificó a IULV-CA de «socio leal».

Para la jefa del Ejecutivo andaluz, los PGE de 2014 no son unos presupuestos de la recuperación, sino de la «preocupación» para millones de familias, trabajadores y empresarios. Confió en que durante el trámite parlamentario, las cuentas estatales se corrijan en lo que respecta a Andalucía, de manera que se incluya un plan especial de empleo para una comunidad que tiene una tasa de paro «insoportable».

Díaz rechazó la confrontación entre administraciones, pero quiso dejar claro que ella siempre va a defender con firmeza los intereses de Andalucía.

Recalcó que «la guía y el norte» de su acción de gobierno será «siempre la preocupación por aquellos que peor lo están pasando y la atención a sus necesidades», y subrayó que, «frente a la actitud de renuncia que significan los Presupuestos Generales del Estado, las cuentas de la Junta son de desafío ante la crisis, de reto para sostener el Estado del Bienestar y de apuesta por el empleo».

Como ejemplos, dijo que no se va a aplicar el copago de farmacia hospitalaria, se van a contratar 800 profesores más para reforzar la enseñanza pública, y se seguirá apostando por estar en la vanguardia en la atención a la dependencia y en las políticas de igualdad.

Mientras, la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, aseguró que Andalucía «cumplirá y respetará» el objetivo del 1% de déficit en los presupuestos de la comunidad para 2014, aunque advirtió de que «peleará y luchará por obtener décimas adicionales». En comisión parlamentaria, la consejera reiteró que las cuentas de 2014 serán «extraordinariamente difíciles aunque transparentes e inteligentes», al tiempo que exigió que se aborde la reforma del modelo de financiación para las autonomías.

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine