01 de mayo de 2018
01.05.2018
Campaña

Las víctimas de violencia sexual contarán con un servicio inmediato de atención

Andalucía incluye en sus prestaciones el Servicio de Atención Inmediata a Mujeres en caso de Agresiones Sexuales que ofrecerá cobertura psicológica y jurídica con carácter urgente a través del teléfono de información a la mujer (900 200 999) que funcionará de jueves a domingo y festivos, los días de mayor riesgo

01.05.2018 | 08:16
María del Carmen Moreno, Ana Isabel González, Elena Ruiz y Ruiz Espejo presentaron la campaña.

Con el fin de promover el apoyo a las víctimas de violencia sexual y mostrar su repudio hacia cualquier actitud machista, Andalucía ha incorporado el Servicio de Atención Inmediata a Mujeres en caso de Agresiones Sexuales y pone a disposición de quien lo necesite atención psicológica y jurídica urgente.

La medida se engloba dentro de la campaña #AcudeEscuchaAcompaña del Instituto andaluz de la Mujer que fue presentada ayer en Málaga. Un servicio al que se podrá acceder a través del teléfono de información de la mujer (900 200 999) que estará disponible de jueves a domingo y días festivos –los días en los que más agresiones sexuales se producen–y será gratuito, anónimo y confidencial.

«Hay que acabar con esa parte de tolerancia social aún existente, que consiente o calla ante el maltrato y la violencia sexual, porque solo así vamos a conseguir avanzar en la erradicación de este gravísimo delito que atenta contra la libertad sexual y la dignidad como personas», explico el delegado del Gobierno en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, acompañado de la directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Elena Ruiz.

«No hay justificación, no hay atenuantes, el culpable únicamente es el agresor y en ningún caso la víctima, no hay momento ni circunstancia que sirva de excusa. Esta realidad todavía es necesaria asentarla con mayor firmeza en la conciencia colectiva», explicó Ruiz Espejo.

El nuevo servicio, que se presenta bajo el lema #detulado, consiste en una atención telefónica especializada que contemplaría el desplazamiento de expertos en el caso de que fuera necesario, y está conectado al Servicio de Información Jurídica, Asistencia Legal y Atención Psicológica a Mujeres Víctimas de Abusos y/0 Agresiones Sexuales. «La violencia sexual tiene como base esa conciencia social que tolera el acoso y el papel de la mujer como objeto-sexual a disposición del hombre», explicó la directora del IAM, quien recordó que toda mujer «tiene derecho a decir no en cualquier momento y circunstancia y todo hombre tiene que aceptar ese no, sin matices».

Una atención que aumenta

En 2017, el servicio de atención jurídica y psicológica atendió a 200 mujeres en la región por abusos sexuales, un 9,8 por ciento más (18 mujeres) que durante 2016. «Este dato refleja que este problema social, que es un tipo de violencia machista y uno de los mayores delitos contra las mujeres, está lejos de desaparecer, como se observa a nivel mundial», expresó Ruiz, que hizo un llamamiento a toda la sociedad «no solo a denunciar cualquier tipo de agresión sexual, sino también a promover el respeto y rechazar toda actitud machista que perpetúe el rol de la mujer como objeto sexual».

La campaña, que se desarrollará a lo largo de este año en redes sociales, folletos, mupis de paradas de autobuses y otros dispositivos, surge en un momento clave tras la indignación que ha suscitado la sentencia de 'La Manada' y que ha movilizado a la sociedad. Asimismo, el IAM ha ampliado el programa de Atención Psicológica a Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género, con un servicio especializado en este ámbito para atender a las adolescentes que sean protagonistas de este tipo de conductas, ya que se ha detectado a través del mismo que muchas han sufrido abusos o agresiones sexuales dentro del marco de la pareja, pese a no ser consciente de ello al inicio de la terapia. Este servicio funciona desde 2012 y ha atendido a 550 adolescentes de entre 14 y 18 años. Un programa en el que se ha detectado que el sexo se utiliza como forma de violencia de género, ya que las someten a prácticas que no les agrada «como prueba de amor», cayendo en lo que se conoce como «falso consentimiento». Además, se ha observado el fenómeno «pornovenganza» que algunos agresores ejercen cuando ellas rompen la relación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine