Burbujas

16.07.2008 | 02:16

Pedro de Silva

Se abre camino la idea de que las burbujas no son una patología del capitalismo, sino su modo de funcionar, los latidos de su corazón. O sea: una burbuja hace plof y otra nace, y cuando esta hace plof nace la siguiente, y así. Las burbujas las infla el afán por ganar dinero de mucha gente, desde grandes capitalistas a pequeños ahorradores. Es un fenómeno típico de masa, en el que los individuos se mueven en enormes bandadas. Las burbujas provocan crisis, pero también grandes acumulaciones de capital. De la del ladrillo vemos ahora la ruina de algunas empresas, y los apuros de miles de particulares, pero la acumulación producida en esa parte del sistema ha sido ingente. De la burbuja que ahora está henchida, que es la del petróleo, surgirá un reparto distinto de la riqueza y el poder en el mundo. El lujo y la riqueza se asocian míticamente a las burbujas del champán, y por algo será.

Opinión

Sin papel de fumar

Podemos cambiar el nombre, pero esto es una cárcel», venía a decir ayer una...

 
 

MIGUEL A. SANTOS GUERRA

¿Es que no puedo tocarte...?

Hay actitudes propias de una época y de un lugar en los que no se...

 
 

Viernes multicolor

Entre el negro consumista del Black Friday y el festival cromático de la cúpula de la calle...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Releyendo a Félix Bayón

Un año después del fallecimiento en Marbella del maestro de tantos maestros, Félix Bayón, se...

 
 

LUIS M. ALONSO

El cultivo del odio

Esa idea falible y repugnante que es el nacionalismo nos ha traído de nuevo el recuerdo del...

 
 

JUAN TAPIA

Crisis en Berlín, susto en Europa

Jean Pisany-Ferry es un economista francés que inspiró el programa...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine