23 de abril de 2020
23.04.2020
La Opinión de Málaga
Crisis sanitaria

Sindicatos y padres rechazan volver a las aulas hasta que haya garantías sanitarias

CCOO considera contraproducentes las declaraciones de Moreno, ANPE las ve precipitadas y CSIF, poco afortunadas e inquietantes

23.04.2020 | 17:55
Sindicatos y padres rechazan volver a las aulas hasta que haya garantías sanitarias

Los sindicatos ANPE, CCOO y CSIF (integrantes de la Mesa Sectorial de Educación) y la Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado por la Educación Pública (Codapa) exigen que la vuelta a los centros educativos se haga "solo si se dan las garantías de seguridad y salud", en repuesta a la sugerencia del presidente de la Junta, Juanma Moreno, de abrir colegios a mediados de mayo como una de las primeras medidas de desconfinamiento.

El presidente del sindicato independiente ANPE-Andalucía, Francisco Padilla, considera que se trata de una sugerencia un tanto precipitada "porque no sabemos cuándo va a comenzar la fase de desescalada ni cómo se va a organizar". Y añade añade que "mientras Sanidad no lo autorice no sería posible la apertura de los centros educativos", en los que, además, "muy difícilmente se pueden mantener las medidas de distancia social".

Asimismo, cuestiona que haya dotación de mascarillas y otros elementos de seguridad para profesores y alumnos en una fecha tan próxima, y "son espacios de gran concentración de persona y de mucho contacto", añade.

"Vemos atrevida esta propuesta, y en todo caso tendrán que ser las autoridades sanitarias las que decidan", afirma Padilla, quien asegura que el sindicato "no va a animar a que el profesorado vuelva a los centros mientras las autoridades sanitarias no garanticen que lo pueden hacer en unas condiciones de completa seguridad. Y lo mismo podemos decir del alumnado, por cuya salud y la de su familia también debemos velar", concluye.

CCOO califica de contraproducente las declaraciones del presidente de Andalucía pues "continúa en estado de alarma, aún sin saber si habrá más prórrogas, y se sigue con un alto número de contagiados y fallecidos". Para el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO Andalucía, Diego Molina, "estas declaraciones son más políticas que acordes a las indicaciones sanitarias".

Hasta septiembre


Además, CCOO indica que en un escenario aún incierto, los informes "apuntan a que los niños no deben volver a los centros educativos hasta septiembre, pues los colegios con miles de niños juntos, que, una vez finalizan su jornada escolar, en una mayoría de casos son recogidos por sus abuelos, son una fuente de contagio enorme, según las propias autoridades sanitarias. Esta es una consideración que debe estar por encima de contentar a padres y madres que tengan que incorporarse a trabajar", añade el sindicato.

Así, según CCOO, la información que transmiten las autoridades sanitarias sobre la una incorporación progresiva "es más coherente, siendo el profesorado el primero en incorporarse, en condiciones de seguridad, y, en segundo lugar, en junio, el alumnado de Bachillerato que tiene que realizar la EBAU. Ello, haciendo desdobles de clases para respetar la distancia social y equipando a los centros de material sanitario suficiente para evitar la propagación del coronavirus", señala.

"La Junta de Andalucía debe transmitir confianza y claridad respecto al Covid-19, entre los centros educativos, su personal y el alumnado, pues crear falsas expectativas viene a añadir desasosiego a trabajadores y familias", añade Molina.

Por su parte, CSIF Andalucía considera "poco afortunadas e inquietantes" las declaraciones de Moreno porque "no es de recibo tratar con este tipo de ligereza una cuestión de calado como la vuelta a las aulas de docentes y alumnado, augurando unos plazos de regreso en virtud de unos criterios que desconocemos y obviamente no son criterios técnicos desde el punto de vista sanitario y de seguridad". Por ello exige que "profesorado y alumnado solo se incorporen si se dan todas las garantías de seguridad y salud para ello".

"Desde CSIF no vamos a consentir que se produzca una incorporación a la ligera, ya que lo que debe prevalecer en todo momento es la protección, la prevención y la seguridad", manifiesta la presidenta del Sector de Educación de CSIF Andalucía, Elena García, que ha considerado que "no se pueden lanzar campanas al vuelo a pesar de que nuestra región tiene datos menos malos que otras comunidades, porque seguimos estando en una pandemia y lo primero es garantizar la seguridad y la salud de la población".

En este sentido, se pregunta "si el Ejecutivo andaluz tiene ya resuelto cómo salvaguardar las distancias de seguridad de dos metros entre persona y persona en las dependencias educativas, así como la cuestión del incremento de desplazamientos que implicaría la vuelta al trabajo presencial de miles de docentes que ejercen su labor fuera del término municipal en el que residen".

Igualmente, Elena García añade que las personas de riesgo, como pacientes crónicos, mujeres embarazadas, mayores de 60 años o trabajadores que tengan a su cargo el cuidado de menores o mayores, no deberían incorporarse a sus puestos de trabajo,

Para CSIF, otra de las incógnitas pendientes es "cómo podría efectuarse una reincorporación de claustros compuestos hasta por 100 personas, en el caso de Secundaria, por ejemplo, que tienen que emplear los equipos informáticos disponibles en los centros, que en el mejor de los casos son cinco o seis, con la consecuente necesidad de limpieza y desinfección que ello requeriría de manera constante para que dichos equipos pudieran ser usados sin riesgo por los profesionales".

"Son muchas las cuestiones que están en el aire y a las que se debe dar respuesta de la mano de los representantes legítimos del profesorado, en este caso", añade la presidenta del Sector de Educación de CSIF-A, que espera que "que las decisiones que se tomen no conduzcan a que los docentes se conviertan en otro de los colectivos damnificados por la Covid-19".

Reducir la ratio


Por su parte, la Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado por la Educación Pública (Codapa) defiende la vuelta al colegio "cuando lo recomienden las autoridades sanitarias y sea seguro para todo el alumnado. Hasta que no sea así no podemos valorar una propuesta que además no es en firme", añaden.

Además, indican que "habrá que tener en cuenta, por otro lado, la masificación de las aulas, un problema que las familias de la escuela pública de Andalucía venimos advirtiendo desde hace años, y que hará muy difícil mantener la distancia de seguridad", por lo que subrayan que "reducir la ratio es ahora más importante que nunca".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído