09 de septiembre de 2020
09.09.2020
La Opinión de Málaga
Curso universitario

Andalucía prima la «máxima presencialidad» para la universidad

Los protocolos elaborados aconsejan una ocupación del 50% por aula, turnos rotatorios o aulas 'espejo'

09.09.2020 | 05:00
Fachada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

Más de 240.000 estudiantes y 30.000 profesores, investigadores y Personal de Administración y Servicios (PAS) comienzan este mes de septiembre el nuevo curso universitario 2020/2021 en Andalucía bajo la modalidad de docencia mixta y con el objetivo de «alcanzar la máxima presencialidad en las aulas y las prácticas».

Así se informó ayer al Consejo de Gobierno, tras el que el consejero Rogelio Velasco expuso que las instituciones universitarias están preparadas para desarrollar su actividad académica de forma semipresencial, dando preferencia a las clases con asistencia de alumnos, que se complementarán tanto con enseñanza online –sesiones síncronas– como con acciones formativas virtuales.

Velasco anunció la creación de grupos de trabajo de carácter autonómico y provincial, en los que participarán miembros de las consejerías de Transformación Económica y de Salud y Familias, así como representantes de las propias universidades, cuyo cometido será asesorar para la toma de decisiones atendiendo a la evolución de la pandemia.

Con el objetivo de «dar todas las certezas al alumnado» y de «preservar y garantizar la calidad de la enseñanza superior en la comunidad», se ha trasladado a las instituciones académicas una guía de recomendaciones, elaborada por Salud y Familias, para atender al desarrollo de las actividades presenciales este año con el fin de que éstas diseñaran sus respectivos protocolos de prevención, protección y vigilancia.

La 'Guía de referencia para la elaboración del Plan de prevención, protección y vigilancia Covid-19 para las Universidades de Andalucía', ya ha sido actualizada con la normativa de la Consejería de Salud y Familias aprobada con posterioridad y con las últimas recomendaciones de los ministerios de Sanidad y Universidades.

El documento presta especial atención a la detección de los denominados contactos estrechos ante la confirmación de un contagio y contempla otras medidas como el uso de mascarillas, la distancia de seguridad en la distribución de los espacios y el aforo del 50% de las aulas.

Las universidades andaluzas han trabajado en agosto en trasladar esas medidas a sus protocolos, en los que se recomienda, en general, mantener la ocupación máxima del 50% en las aulas y en los casos en que se supere ese aforo se plantean varias alternativas. Una de ellas apunta a turnos rotatorios de clases presenciales, a clases magistrales online o a la utilización de 'aulas espejo', en las que se retransmite la clase que se imparte presencialmente en otro espacio, con posibilidad de intervención de los estudiantes por medios telemáticos. Para las prácticas, seminarios y talleres se optará por grupos reducidos de docencia presencial.

En los protocolos se incluye la creación de un equipo Covid-19 en cada centro, que tendrá contacto directo con los servicios sanitarios. Asimismo, la Junta ha propuesto realizar estudios serológicos al profesorado y al PAS.

Si un miembro de la comunidad universitaria tiene síntomas no deberá asistir al centro hasta su valoración médica. Tampoco deben acudir las personas que estén en aislamiento, cuarentena o pendientes de pruebas confirmatorias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook