28 de octubre de 2020
28.10.2020
La Opinión de Málaga
Junta de Andalucía

Andalucía decreta cierre perimetral hasta el 9 de noviembre y deja el toque de queda a las 23.00 horas

La Junta anuncia que se impedirá la movilidad en las provincias de Granada, Jaén y Sevilla - En Málaga, las restricciones afectarán al distrito sanitario de La Vega antequerana

28.10.2020 | 21:11
Moreno, en la reunión del comité de expertos.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este miércoles el cierre perimetral de la comunidad autónoma a partir de las 00:00 horas de este viernes 30 de octubre y hasta el 9 de noviembre, con el objetivo de frenar los contagios por coronavirus. También se incluye el cierre perimetral en las provincias de Granada, Jaén y Sevilla, actualmente en nivel cuatro de alerta sanitaria.

En lo que respecta a la provincia de Málaga, el Gobierno andaluz incluye al distrito sanitario de La Vega en las restricciones de movilidad y decreta el cierre perimetral de la comarca, que afectará, por tanto, a los siguientes municipios Alameda, Almargen, Antequera, Archidona, Campillos, Cañete la Real, Cuevas Bajas, Cuevas de San Marcos, Fuente de Piedra, Humilladero, Mollina, Sierra de Yeguas, Teba, Valle de Abdalajís, Villanueva de Algaidas, Villanueva de la Concepción, Villanueva de Tapia, Villanueva del Rosario y Villanueva del Trabuco

Además del distrito malagueño, se decreta el cierre de Córdoba Sur y del área sanitaria Jerez Costa Noroeste y Sierra de Cádiz, todas en nivel 4, lo que supone un total de 450 municipios en Andalucía, más de la mitad de las localidades de la comunidad. En estos municipios viven 4,5 millones de personas, el 51% de la población, que no podrán entrar ni salir de sus localidades "sin causa justificada".

Al resto de los ciudadanos de los otros 335 pueblos y ciudades restantes les ha pedido que "en la medida de lo posible no salgan de sus términos municipales si no es claramente imprescindible".

Se mantiene el toque de queda en toda Andalucía de 23.00 a 06.00 horas y, "en coherencia con esta medida", se establece el cierre de todos los establecimientos de hostelería a las 22:30 horas, mientras las reuniones, tanto públicas como privadas, se limitan a un máximo de seis personas excepto en aquellos grupos que sean convivientes.

Estas medidas estarán en vigor hasta el 9 de noviembre, fecha en la que expira el primer plazo del estado de alarma, y a partir de entonces se revisarán cada dos semanas, según Moreno, que ha avanzado que la comunidad se encuentra en las mismas cifras de contagios que el pasado 4 de abril, con la diferencia de que entonces la curva había empezado a descender y ahora está subiendo.

"En pocos días superaremos el récord de contagios de la primera ola", ha avanzado el presidente andaluz, que ha añadido que las decisiones, tras escuchar a los expertos, se toman con "rigor y equilibrio", ya que la pandemia "empieza a mostrar su peor cara" y "están por venir días y semanas difíciles".

No obstante, ha resaltado que la situación de Andalucía no es "tan extrema" como la de otras comunidades, pero es "muy seria".

Así, ha recordado que desde el inicio de la pandemia 119.701 andaluces han sido diagnosticados de coronavirus y 2.402 han fallecido, mientras que en las últimas veinticuatro horas se han registrado 2.089 contagios y 32 fallecidos.

La incidencia acumulada en los últimos catorce días es de 396 casos por cada 100.000 habitantes, aunque Andalucía sigue estando por debajo de la media de España (452 casos), ha destacado.

En su intervención ha actualizado los datos de pacientes ingresados este miércoles en los hospitales, que ascienden a 2.312, (293 en la UCI), y ha incidido en que es "exactamente" la misma cifra que el pasado 4 de abril, durante la primera ola de la pandemia, pero en aquel momento la curva de contagios ingresos ya empezaba a bajar, mientras a día de hoy "no ha tocado techo y nadie sabe cuando comenzará a descender".

Y ha dicho además que es "más que probable" que en pocas días se supere en pocos días el récord de hospitalizados de la primera ola, por lo que la "obligación" del Gobierno andaluz es "tomar decisiones y hacerlo con prontitud, pero con rigor, primando siempre el criterio técnico y científico al político".

Ha querido dejar claro que como presidente de la Junta su obligación es proteger la vida de las personas y, en la medida de las posibilidades, proteger también la economía y el "sustento".

Moreno, que ya ha comunicado las medidas a la Delegación del Gobierno en Andalucía, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y los líderes políticos, ha asegurado que si la pandemia no evoluciona favorablemente y hay que tomar decisiones "más drásticas" se tomarán, y ha apostillado: "es la competencia que nos ha entregado el Gobierno de España y la asumimos con responsabilidad".

No obstante, tras recordar que Andalucía no tiene una policía autonómica a la que se pueda encomendar la vigilancia de estas medidas, ha pedido al Gobierno la "máxima coordinación" para que la policía nacional, la guardia civil y la policía local dispongan de los medios necesarios y reciban las instrucciones precisas.

Moreno ha finalizado su intervención haciendo un llamamiento a los andaluces para que se "tomen esto muy en serio y redoblen su responsabilidad" y, en especial a los jóvenes: "todos hemos sido jóvenes, inconformistas y rebeldes, pero en estos tiempos no se me ocurre mejor rebeldía que ser solidarios con los demás para salvar a una generación que lo ha dado todo".

Y se ha dirigido también a los mayores para que tengan "confianza y paciencia", así como a los trabajadores, a los autónomos y a los empresarios, además de los profesionales sanitarios, a los que ha dado las gracias por su tarea: "El mundo siempre estará en deuda con vosotros".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook