La portavoz del Consejo Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto, Inmaculada Salcedo, ha alertado de que la evolución de la tercera ola en Andalucía preocupa a los expertos pese a no ser la comunidad más afectada.

"La situación es francamente grave y preocupante en Andalucía", ha recalcado en unas declaraciones ofrecidas a los medios, en las que además ha recogido el testigo del consejero de Salud, Jesús Aguirre, para solicitar a la población un autoconfinamiento a partir de las ocho de la tarde.

"Es lo que debemos hacer para intentar frenar los contagios además de guardar escrupulosamente las medidas preventivas".

Preguntada sobre la posibilidad de endurecer las restricciones para frenar la escalada de contagios, entre las que se ha comentado el cierre de los centros escolares, los gimnasios, los bares o limitar las reuniones a dos personas como ya ocurre en la comunidad valenciana, Salcedo ha afirmado que todas las decisiones "están sobre la mesa" y que se valorarán según marque la evolución de la pandemia, sin entrar en más detalles sobre cuándo o cómo podrían aplicarse.

En cuanto a la situación de los hospitales andaluces, la portavoz asegura que "todos tienen cierta holgura" y que las Unidades de Cuidados Intensivos no están comprometidas.

"La capacidad de las UCI a día de hoy las tenemos relativamente bien, las camas de hospitalización también porque hemos ido adelantando los planes de contingencia que teníamos desde el verano hasta esta época", ha explicado Inmaculada Salcedo, quien además niega rotundamente que la Sanidad andaluza se encuentre en una situación de selección y discriminación de pacientes por falta de recursos. "En absoluto. Tenemos dispuestas camas con respiradores en todos los hospitales de sobra y a día de hoy no tenemos ningúna situación que proceda de esa manera".

Cepa británica

Actualmente, en Andalucía hay notificados y secuenciados 77 casos contagiados con la cepa británica.

En cuanto a su letalidad, la portavoz del Comité de expertos ha corregido al primer ministro británico, Boris Johnson, sobre las declaraciones en las que hablaba de que la variante es un 30% "más mortal".

"Cuando Boris Johnson informa de letalidad no está manejando el término adecuadamente. La letalidad es baja pero la mortalidad es muy alta. Si se afectan muchas personas, la mortalidad es elevada. Al afectarse muchas personas, aunque el virus tenga una letalidad del 1,1% mueren muchas personas". Sobre la relación de esta variante con la la vacuna, Salcedo ha aclarado que su efectividad no se ve afectada.

En un mes, la comunidad autónoma ha administrado 226.666 de vacunas de las 251.420 recibidas. Las dos dosis están puestas en 25.509 andaluces.

"Tenemos que seguir siendo muy prudentes, una persona vacunada no es todavía una persona inmunizada ni protegida", ha manifestado Salcedo, al tiempo que ha recordado que el período para generar anticuerpos puede durar entre 10 y 14 días después de la segunda dosis.