El presidente de la Junta, Juanma Moreno, advirtió ayer de que nadie espere una desescalada «alocada» en las restricciones actualmente vigentes para frenar la pandemia del coronavirus, sino que será «razonada», de acuerdo con lo que marquen los expertos, y «proporcional» a las posibilidades que tiene el Covid de volver a infectarnos, «que siguen siendo muchas porque el nivel de inmunidad sigue siendo bajo en nuestra tierra».

Durante un acto del PP-A con motivo del próximo 28F, celebrado en el Parador de Carmona (Sevilla), Moreno valoró que la incidencia acumulada del Covid siga bajando en Andalucía, situándose en estos momentos en 235 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone que en los 24 días transcurridos de este mes se ha reducido en un 75 por ciento, gracias al esfuerzo colectivo de la sociedad andaluza, que ha sido «responsable, coherente» y ha cumplido con los objetivos marcados desde el Gobierno.

No obstante, el presidente mostró su preocupación por que todavía hay un nivel de fallecidos «muy alto», con una última cifra, en el día de ayer, de 93 personas muertas por el Covid, lo que debe llevarnos a seguir manteniendo mucha prudencia. Dada la bajada en la incidencia, el presidente consideró que vamos por el «buen camino», y aludió a la reunión del comité de expertos que se celebrará el próximo miércoles para revisar las medidas actualmente vigentes, «siempre con muchísima prudencia». «Que nadie espere que vamos a hacer una desescalada alocada, sino razonada, siempre con los expertos y proporcional a las posibilidades que tiene el Covid de volver a infectarnos, que siguen siendo muchas porque el nivel de inmunidad sigue siendo bajo en nuestra tierra», recalcó.

Por otro lado, Moreno volvió a trasladar ayer el compromiso pleno de su Gobierno con la igualdad real y efectiva de todos los andaluces. Lo hizo durante la presentación del cupón conmemorativo de la ONCE por el Día de Andalucía, que este año homenajea a los profesionales sanitarios que han trabajado en primera línea contra la Covid-19.

Durante el acto, Moreno situó a los colectivos más vulnerables en el centro de las políticas sociales que está llevando a cabo el nuevo Gobierno de Andalucía y los consideró «clave» para superar la crisis social y económica. «La recuperación de Andalucía no será posible sin tener en cuenta a nuestros colectivos más vulnerables, que, además, están sufriendo en muchos casos con más crudeza la pandemia», agregó.

Así, insistió en que no habrá reconstrucción posible si se deja de lado la sensibilidad necesaria para atender «las necesidades planteadas en el corazón mismo de nuestra sociedad». Por este motivo, se ha comprometido a redoblar esfuerzos para velar por los derechos de quienes precisan de unas políticas específicas para poder alcanzar su desarrollo y la mayor autonomía posible.

En este punto, remarcó el esfuerzo de su Ejecutivo para dar respuesta en todo momento a la urgencia social que ha generado el coronavirus. Como ejemplo, destacó los más de 100 millones de euros que se han movilizado desde que se decretó el estado de alarma hasta hoy. Asimismo, aseveró que el Gobierno andaluz está trabajando en un mejor desarrollo de la prestación de asistencia personal, que incluirá una ayuda económica.