El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha advertido tajantemente que “decayendo el estado de alarma, cae todo” y eso también afecta al toque de queda que, según ha explicado el popular, dejará de estar vigente a partir de la próxima semana:

A partir del domingo, del lunes, ya no hay toque de queda a las once, ya no tenemos capacidad de cerrar las playas que hemos cerrado precisamente este fin de semana como consecuencia de que tenían un nivel de contagio muy alto”, ha asegurado Moreno en una visita a la sede de Covirán en Atarfe, Granada. “Estamos maniatados y cuando se está maniatado, no se puede combatir con determinación una pandemia tan compleja como es la pandemia del Covid-19”.

Moreno ha incidido en que sin el estado de alarma las comunidades autónomas se quedan “desnudas” y “en manos de la decisión de un juez” en cuanto a la adopción de nuevas medidas y restricciones una vez se agote el estado de alarma a partir de este domingo 9 de mayo y sean las comunidades las responsables directas de la gestión de la pandemia.

“Yo deseo que el gobierno en estos días tome una decisión rápida, urgente, que nos dote de seguridad jurídica. Si eso no sucediera, que sería un grave error por parte del gobierno de la nación, actuaríamos dentro del ámbito competencial del que nosotros disponemos”, ha esgrimido Moreno.

Ese marco competencial pasa por restringir los horarios y “en el caso grave de que hubiera un nivel de infección muy alto de Covid, intentaríamos cerrar periféricamente esa localidad con el respaldo y el apoyo judicial”, ha explicado.

“Pediríamos permiso a la autoridad judicial y si la autoridad competente lo autoriza podríamos hacerlo”. Sin embargo, Moreno ha lamentado que el hecho de tener que contar con el visto bueno de los tribunales para evitar que tumben las medidas supondría la pérdida de un “tiempo precioso”, haciéndolos “menos operativos, menos funcionales, menos ejecutivos en algo tan preciso como la lucha contra la pandemia”.

Por ello, el presidente andaluz ha afirmado que no pierde “la esperanza en que el Gobierno de España haga una proposición de ley que se podría tramitar por urgencia y que haga una modificación en la propia ley de Salud Pública”, de manera que las comunidades autónomas tengan “respaldo jurídico y normativo para poder tomar decisiones en un ámbito tan importante en la pandemia como es la restricción de la movilidad”.

"Hay posibilidades de hacerlo, todavía estamos a tiempo. Espero que, una vez que pasen las elecciones en Madrid, el Gobierno se sienta liberado y cumpla con la promesa de dotar un marco normativo para que las comunidades autónomas no estemos desnudas", ha recalcado a la par que ha tachado de "improvisación" del Gobierno central la ausencia de una normativa más allá del estado de alarma.

Asimismo, ha asegurado que no le consta que existan contactos entre el PP y el PNV para buscar una alternativa al estado de alarma, dado que es una responsabilidad del grupo parlamentario y la dirección nacional de su partido, pero sí que el lehendakari, Iñigo Urkullu, pidió formalmente ampliarlo o buscar otra fórmula.