El rey Felipe VI se ha sumado a la "llamada de Andalucía a participar en un futuro de paz" y "entendimiento" en España y ha dicho que el vínculo "emocional" de la Monarquía con esta comunidad se refuerza "aún más en nuestros días al compartir ambas los principios y valores consagrados de la Constitución, que hacen posible la convivencia democrática en libertad".

Felipe VI ha recibido este lunes en Sevilla la Medalla de Honor de Andalucía, en la primera ocasión en que se otorga esta distinción por parte del Gobierno regional, que ha dicho recibir "no como una condecoración o un reconocimiento, sino como se recibe un abrazo, con el valor inmenso de representar el sentir de los andaluces".

"Me sumo a la llamada de Andalucía a participar en un futuro de paz y recuperación, de oportunidades, de entendimiento y prosperidad por el que todos trabajamos y que todos deseamos en España", ha afirmado Felipe VI.

Las palabras del rey llegan un día después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se preguntará si el monarca iba a "firmar los indultos" de los condenados por el procés y si el Gobierno de Pedro Sánchez le iba "a hacer cómplice de esto". Aunque el líder del PP, Pablo Casado, ya se ha desmarcado de esas declaraciones al afirmar que sólo Sánchez es responsable de los indultos.

En el acto de este lunes en el Palacio de San Telmo -sede de la Junta de Andalucía, el rey ha estado acompañado por la reina Letizia y han asistido los miembros del Ejecutivo andaluz encabezados por el presidente, Juanma Moreno; la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, junto a otras autoridades.

A su llegada la acto, don Felipe y doña Letizia han sido recibidos con gritos de 'viva el rey' y 'viva España' por algo más de trescientas personas que los esperaban en la puerta principal del Palacio de San Telmo, decorada para la ocasión con un guion y varios reposteros y con la verja cubierta con guirnaldas y banderas de España y Andalucía.

En su discurso, Felipe VI ha señalado que recibe la Medalla "comprometido con el futuro de esta tierra, parte existencial y esencial de España", que afronta "grandes desafíos" en estos tiempos "en los que se han demostrado más necesarias que nunca la solidaridad, la unidad y una visión de un mañana que a todos convoque y comprometa".

"Yo no puedo recibir esta distinción con mayor orgullo y mayor honor. Gracias de corazón", ha afirmado el rey, para quien "estar en Andalucía es estar siempre en casa" y quien ha alabado "la cercanía, la generosidad y la calidez" que le hacen sentir "un andaluz más entre andaluces".

Felipe VI ha repasado la historia de la región y su "capacidad de superación", que constituye "el mejor aval para la necesaria y deseada recuperación y para emprender la construcción del más prometedor de los futuros", además del "espíritu creativo, genio, alegría y entusiasmo que se manifiestan en sus expresiones populares y empresas colectivas".

"Andalucía ha demostrado a lo largo de la historia su capacidad para afrontar y vencer las adversidades. Andalucía es carácter, es ejemplo e inspiración para toda España", ha resaltado, para alabar que "en este presente Andalucía, más allá de las diferencias, sabe anteponer lo que une a lo que separa, lo que concilia a lo que enfrenta".

Ha calificado a la comunidad como "poderosa","generosa" y "siempre dispuesta a enriquecer esta nación". "La que sigue mirando al mundo con asombro creador y la que saldrá adelante por difíciles que sean las circunstancias", ha sentenciado.

Por su parte, Moreno ha situado al rey como "un referente" para todos los que se dedican al servicio público y ha señalado que este reconocimiento simboliza "su innegable respaldo a Andalucía, su ejemplar defensa de la unidad de España desde la mesura y la conexión con la sociedad y su compromiso con los valores constitucionales que nos hacen más fuertes para afrontar nuevos tiempos de esperanza".

"Como jefe del Estado sois un pilar clave para seguir construyendo, al lado del resto de comunidades autónomas, la nación común de paz y futuro que todos nos merecemos", ha deseado el presidente de la Junta.