La campaña de la gripe comienza este jueves en Andalucía, donde se administrará la vacuna a más de 45.000 usuarios de residencias de mayores. De ellos, más de 7.800 están ingresados en centros geriátricos de Málaga, provincia en la que también se vacunará a más de un millar de discapacitados que residen en los centros que los atienden. 

El consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre, así lo ha anunciado durante su visitar a la residencia de mayores de Nuestra Señora de los Dolores, de Córdoba, donde se ha dado por iniciada la campaña. Andalucía se convierte así en la primera comunidad autónoma en arrancar con la vacunación. En total se administrarán en toda Andalucía casi 52.600 dosis, 45.014 destinadas a personas mayores usuarios de residencias, y 7.567 a usuarios de centros de discapacidad. 

“Andalucía se adelanta a la inoculación de esta vacuna con el objetivo de proteger a las personas más vulnerables”, ha dicho el consejero. A estos se sumarán a partir de este jueves la administración de la vacuna a los propios trabajadores de las residencias y a todo el personal sanitario y sociosanitario de Andalucía. 

“Aunque la incidencia de la gripe el pasado año fue nula, no debemos bajar la guardia y para esta campaña seguimos idénticos protocolos a campaña anteriores” ha apuntado el consejero, quien ha añadido que “la vacunación, además de prevenir la posibilidad de padecer la infección gripal y sus complicaciones, contribuye a descongestionar el sistema sanitario y a reducir bajas laborales”. 

En total, en toda la comunidad autónoma, se han adquirido 1.645.000 dosis de vacunas. Aguirre ha detallado que “en Andalucía contamos con las mejores vacunas antigripales de las disponibles actualmente, para cada grupo diana de vacunación, ya que todas las vacunas que se emplearán serán tetravalentes, es decir, con dos cepas de gripe A y dos cepas de gripe B, para que la protección potencial sea la mayor posible. Además, para las personas mayores de 60 años institucionalizadas en centros residenciales de mayores, la población más vulnerable a la gripe, habrá una vacuna con mayor carga de antígeno, para optimizar al máximo la respuesta inmunitaria a la vacunación y que estén muy bien protegidos”. 

A los mayores de residencias que aún no estén vacunados del neumococo también se les administrará la vacuna conjugada 13-valente. La administración de ambas vacunas se llevará a cabo en las propias residencias con el objetivo de proteger lo máximo posible a los usuarios. 

Mayores de 65 años

A partir del 18 de octubre arrancará la campaña para todas las personas de edad a partir de 65 años independientemente de que tengan o no patologías, las personas de más de 6 meses de edad con patologías crónicas, así como las embarazadas y puérperas. A partir de noviembre se sumarán a la campaña los profesionales esenciales de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, protección civil, etc. Los convivientes de las personas de riesgo podrán vacunarse a partir de diciembre, siempre en función de la evolución de la campaña y de la disponibilidad de dosis de vacunas. 

Para la administración de estas vacunas están habilitados más de 1.600 puntos de vacunación en toda la comunidad autónoma. 

“Nuestro objetivo es alcanzar la mayor cobertura posible” ha apostillado Aguirre quien asegura que “la campaña es larga y habrá tiempo para vacunar a todos los que lo necesiten”. 

El consejero ha estado acompañado en su visita a la residencia cordobesa por el director general de Cuidados Sociosanitarios de la Junta de Andalucía, José Repiso, el director general de Salud Pública, José María de Torres, y el director del Plan de Vacunaciones de Andalucía, David Moreno.