Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Covid-19

Andalucía elimina la cuarentena para asintomáticos y leves por Covid-19

Tras plantear el pasado viernes la posibilidad de retrasar esta medida, la Junta confirma hoy la entrada de la comunidad en el nuevo sistema de vigilancia de la pandemia -La Consejería de Salud y Familias analizará los datos diariamente pero solo dará cuenta de las cifras los martes y los viernes

Andalucía aplica desde este lunes la eliminación de la cuarentena para asintomáticos o leves por Covid

Andalucía entra este lunes en el nuevo sistema de vigilancia y control de la Covid-19. Desde este mismo lunes, las personas infectadas por coronavirus que presenten sintomatología leve o sean asintomáticas no tendrán que guardar cuarentena. Finalmente, la Junta de Andalucía sí pone fin a la eliminación del aislamiento para los casos de Covid, después de que el viernes se plantease retrasar esta medida.

Debido al aumento de la incidencia, la viceconsejera de la Consejería de Salud y Familias, Catalina García, trasladó la posibilidad de atrasar la aplicación de este cambio en la estrategia de control de la pandemia, recogida en la última actualización de la 'Estrategia de Vigilancia y Control a la Covid-19 tras la fase aguda de la pandemia'. En este sentido, señaló que en el Consejo Interterritorial "se pidió una pequeña demora en su aplicación para ver cómo evolucionaba, porque ya estábamos detectando que podía haber esa pequeña subida que estamos teniendo".

Pese a ello, Andalucía se amolda finalmente a la fecha establecida a nivel nacional y termina con el aislamiento de personas diagnosticadas de Covid-19 que sean asintomáticas o presenten síntomas leves. Del mismo modo, la comunidad también acaba con la notificación de casos. Tal y como señaló el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, "solo se hará pruebas de diagnóstico de infección activa a personas vulnerables por encima de los 60 años, sanitarios, sociosanitarios o con sintomatología importante".

Así, desde hoy mismo solo se realizará pruebas PCR o de antígenos a personas vulnerables -mayores de 60 años o inmunodeprimidas por causa intrínseca o extrínseca-; embarazadas; personas que residan o trabajen en ámbitos vulnerables; quienes hayan viajado en los últimos 14 días a una región en la que esté circulando una variante de interés o preocupación que no se haya detectado en nuestro país o aquellas personas que presenten un cuadro de infección respiratoria aguda.

El resto de la población, por tanto, no tendrán la obligación de someterse a estas pruebas diagnósticas, según este nuevo sistema de vigilancia epidemiológica. Eso sí, las personas sospechosas o confirmadas deberán extremar las precauciones y reducir todo lo posible los contactos sociales. Además de usar mascarillas y demás medidas preventivas de contagio durante los diez días posteriores al inicio de los síntomas.

Dentro del marco de esta nueva estrategia, la Consejería de Salud y Familias analizará los datos de forma diaria, pero solo dará cuenta de las cifras de la enfermedad los martes y los viernes, siguiendo la línea de lo que ya viene haciendo el Ministerio de Sanidad desde hace varias semanas.

Incidencia

Andalucía encara esta nueva fase de la pandemia con su incidencia aún en riesgo alto, con una tasa acumulada de 310 casos por cada 100.000 habitantes -según los últimos datos ofrecidos por la Consejería de Salud, el pasado viernes 25-. La comunidad continúa arrojando unas cifras diarias preocupantes, tanto en el número de contagiados como el de fallecidos. Mientras, la presión asistencial sí registra datos más positivos. La ocupación de los hospitales andaluces se encuentra actualmente al 3%, en riesgo bajo. Asimismo, las Unidades de Cuidados Intensivos se encuentran al mínimo de pacientes Covid.

Málaga, por su parte, entra en la nueva estrategia de vigilancia siendo una de las provincias andaluzas con peores indicadores epidemiológicos. La incidencia malagueña se encuentra, también, en riesgo alto. La tasa a 14 días se situaba el pasado viernes en 410,4 casos. El número de contagios diarios en la provincia se resiste a descender, superando el millar de casos durante varias jornadas de la semana anterior. En lo referente a la ocupación, con un 4,9% la presión hospitalaria desciende hasta el nivel de riesgo bajo. Mientras, las UCI se encuentran, también, al mínimo.

Habrá que esperar a mañana para conocer la situación de las provincias andaluzas después de este finde semana, pues será el primer día que la Consejería de Salud publique la actualización de la situación epidemiológica de la comunidad andaluza después de instaurar la 'Estrategia de Vigilancia y Control frente a la Covid-19 tras la fase aguda de la pandemia'.

Compartir el artículo

stats