El hospital Marítimo de Torremolinos, centro integrado en el complejo hospitalario universitario Virgen de la Victoria, ha atendido a lo largo del primer semestre del año a más de 27.000 pacientes en el área de consultas externas. En concreto, en las especialidades de Reumatología, Traumatología, Oftalmología, Medicina Interna, Enfermedades Infecciosas, Terapia Ocupacional, Logopedia, Linfedema y Salud Mental.

Asimismo, el centro sanitario costasoleño ha llevado a cabo en estos primeros seis meses alrededor de 3.000 intervenciones quirúrgicas, en su práctica totalidad en régimen de cirugía mayor ambulatoria, salvo en muy pocos casos, en los que por razones clínicas se ha precisado ingreso pos-quirúrgico de algún paciente. Este tipo de operaciones corresponden al servicio de Oftalmología, que cuenta con cuatro quirófanos y un hospital de día donde se recuperan los pacientes.

Por otro lado, el Hospital Marítimo de Torremolinos ha llevado a cabo en este primer semestre 180 ingresos en las distintas unidades de hospitalización. Cabe destacar que el centro ha aumentado hace unos meses su capacidad para la atención a las necesidades asistenciales de los pacientes que precisan de cuidados paliativos, pasando de seis camas a las diez actuales con las que cuenta la unidad, donde este tipo de enfermos y sus familias reciben la atención integral que necesitan.

Dentro del área de hospitalización con la que cuenta el hospital en sus distintos pabellones, la especialidad de Medicina Interna cuenta con 16 camas para la atención a pacientes, además de otras ocho camas para la especialidad de Rehabilitación y otras cuatro para Oftalmología.

Por su parte, la unidad de hospitalización para pacientes de Salud Mental, cuenta con ocho camas para la atención a pacientes adolescentes, que se encuentra en fase final de acondicionamiento, así como con otras 15 camas en el pabellón dos, a las que hay que añadir otras 19 correspondiente a la Comunidad Terapéutica de Salud Mental.

La subdirectora médica del Hospital Marítimo de Torremolinos, Carmen Gómez, asegura que “el hospital ha recuperado por completo su actividad asistencial previa pandemia, si bien durante este periodo de más de dos años y medio, el centro ha mantenido un óptimo rendimiento a pesar de la situación tan complicada que hemos atravesado, gracias sin duda al esfuerzo y al compromiso de todos los profesionales sanitarios y no sanitarios que integran el hospital”.

El centro- dependiente del complejo hospitalario universitario Virgen de la Victoria de Málaga- está formado por varios pabellones, los más antiguos datan del año 1929. La superficie total de la finca es de 44.247 metros cuadrados y mantiene una superficie construida de 8.341 metros cuadrados.