El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga ha presentado por primera vez en España la exposición I Am Just Here del artista australiano Mark Whalen, comisariada por Patricia Bueno del Río. Más de una veintena de obras, esculturas de diversos formatos y wall reliefs componen la muestra, que resalta la relación entre lo absurdo y lo mundano y que podría visitarse hasta el 28 de noviembre.

I Am Just Here evidencia la evolución de la trayectoria artística de Whalen, además de las continuas exploraciones que se establecen en las relaciones entre el objeto y la persona. El artista brinda a todos los malagueños la oportunidad de descubrir los diferentes significados que se esconden en las 22 piezas inéditas que conforman la exposición. 

“El proceso de creación de estas piezas durante el último año me ha dado una salida para expresar la gama de altibajos físicos, mentales y emocionales que todos hemos experimentado a nuestra manera, juntos y solos”, explica Whalen, cuya exposición es una reflexión sobre la forma en la que las personas se relacionan con los obstáculos del día a día.

Mark Whalen, junto a su exposición ‘I Am Just Here’, en el CAC Málaga. L. O.

Su proceso creativo

Un lápiz, papel y notas garabateadas, así comienza a crear el australiano. Hace uso de los pensamientos iniciales que escribe en ellas, a veces guardadas durante meses o años antes de volver a retomarlas, y adapta los conceptos que aún son relevantes e interesantes para llevarlos a cabo en dibujos. Estos se adaptan, de nuevo, a renders digitales y se imprimen desde impresoras 3D en su estudio de Los Ángeles

A menudo se produce un proceso de prueba y error para conseguir que cada pieza tenga el tamaño perfecto, una vez conseguida la proporción adecuada, estas maquetas se funden luego en aluminio. Las piezas finales se pintan en los característicos tonos intensos y saturados, con acabados mate y cromados.

Un estilo característico

En 2019, Mark Whalen exploró el empleo del aerógrafo en sus piezas anteriores, una técnica que ha incorporado una vez más para ilustrar emociones otorgándoles un carácter más hiperrealistas. Esto se puede observar en las esculturas bidimensionales (wall reliefs), como Running Hot o I’m fine, en las que se aprecian primeros planos de sus personajes junto a elementos cotidianos que sobresalen del lienzo.

Sus obras revelan su característico estilo, al que en esta ocasión ha añadido nuevos procesos, entre los que están el juego con objetos icónicos y nostálgicos, el lenguaje corporal y la ilusión con el objetivo de enfatizar diversas emociones empleando el aluminio y el poliuretano como materiales.

El significado de sus esculturas se revela como una acumulación de conflictos, acertijos y preguntas curiosas sobre la vida y el más allá. Sus piezas suponen una síntesis de reflexión que oscila entre lo perturbador y el planteamiento de enigmas divertidos a los que invita al espectador a descubrir por sí mismo. Estas representan seres de género fluido, con gestos sugerentes, que remiten al kitsch con pinceladas retro futuristas. Las cabezas y manos que representan sus personajes están cargados de gestos con gran expresividad como la risa, la sorpresa, el cinismo o la indolencia.

Sus esculturas muestran figuras ambiguas de colores saturados que se apilan, fusionan e integran con objetos o formas cotidianas como la lengua, los guantes, los bolígrafos, las velas o un trozo de mármol.

Algunos de estos elementos se observan en las piezas Happy Go Lucky, unos guantes inflados que dibujan una sonrisa en el rostro del personaje, Up Against It, representado por un busto de espaldas con las manos sobre la pared, o High Hopes, donde una de sus características caras se encuentra en el centro de lo que parecen ser dos velas alargadas.

Run Dry, Hustle o All Ears son más ejemplos de objetos cotidianos que constituyen su obra. En ellos se observa un busto en el que un bolígrafo se encuentra incrustado en la frente, otro en el que un lápiz entra por la cabeza y sale por las orejas o un busto posicionado de lado con un lápiz saliendo por la oreja contraria.

Las imágenes de la exposición de Mark Whalen en el CAC Málaga. Álex Zea

Sus temores personales

El artista también expresa temores personales a través de los sentimientos de la soledad, el aislamiento y el desamparo, unas sensaciones que se manifiestan mediante los efectos de descomposición que presentan algunas obras, como Count Down o I Am Just Here.

Un grupo de esculturas de estructuras totémicas son las que se destacan en la presente exposición. En Group Session, varias cabezas apiladas una encima de otra crean una torre inclinada, mientras que en About balance hace alusión a un gesto de burla infantil donde los carrillos son desinflados con los dedos índices. 

Out Lookers está compuesto por dos bustos, uno encima de otro, con los ojos tapados por dos guantes simulando dos manos y en 3 Half hitches tres cabezas que están bocabajo, una encima de otra, se encuentran realizando la acción de fumar un puro con lo que parecen ser salchichas.

Álex Zea