El Trops Málaga no fue capaz de sacar adelante su primer compromiso tras la reanudación liguera. El cuadro que entrena Quino Soler no pudo pasar del empate a 20 ante el Amenabar Zarautz en un partido trascendental de cara a la segunda fase de la competición, ya que los blanquiazules, encuadrados en el grupo B de División de Honor Plata, todavía tenían opciones de meterse en el pelotón de arriba, aunque las posibilidades, después del reparto de puntos, ciertamente, son ya más que mínimas por no decir imposibles.

Así pues, salvo milagro, los costasoleños deberán trabajar para eludir cuanto antes el descenso y, para ello, tendrán que intentar sumar el mayor número de puntos posibles de aquí al final de la primera fase, toda vez que, con el nuevo sistema de competición, los resultados de la primera etapa se arrastran y la lucha definitiva por la permanencia –bajarán a Primera Nacional cinco de diez equipos al final de la Liga– será contra los rivales del grupo A. Eso sí, cabe advertir que los malacitanos tienen por delante tres envites muy complicados, como son los que jugarán ante el Torrelavega, la próxima semana, e Iberoquinoa Antequera –sábado 13 de enero– a domicilio, y contra el Alcobendas –sábado 6 de febrero– en el pabellón Fray Francisco Baños del Colegio Los Olivos.

Respecto al choque ante el Zarautz, la escuadra blanquiazul tuvo que sortear un primer obstáculo: las numerosas bajas para esta cita, con la ausencia habitual de Consuegra a quien se sumaron Armada y Quintana, mientras que Pablo Fernández jugó renqueante. En cambio, esta mala noticia vino con una buena, como fue el debut del extremo izquierdo Adri Bandera, procedente del Bahía de Almería de Primera Nacional, quien tuvo una muy buena actuación y anotó tres goles en su cómputo particular.

Los primeros minutos del encuentro discurrieron con absoluta igualdad. Había muchas imprecisiones en ataque y brillaban las defensas de ambos conjuntos. Y es que sobre la pista se encontraban los dos equipos menos goleados de la categoría, por lo que se estaba cumpliendo el guion a raja tabla.

El minuto 13:21 se alcanzó con el resultado de 3-3, muy pocos goles que daban muestra de cómo estaba el envite. Sin embargo, el Zarautz, que gozaba de un juego rápido, fue poco a poco ganando terreno hasta obtener un 5-7 a su favor en el 20:08. El técnico malagueño, Quino Soler, no daba crédito de lo que había sucedido e hizo varios cambios para intentar la remontada.

El Trops, a diferencia de los primeros instantes, se estaba mostrando frío y apático. En cambio, los vascos empezaron a creérselo y, con descaro, siguieron haciendo su juego, aunque los malagueños fueron capaces de acercarse en el 25:52 para poner el marcador en un ajustado 7-8. Parecía que el Trops iba a ser capaz de, al menos, igualar la contienda antes de que sonara la bocina. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, ya que el Amenabar Zarautz, que estaba haciendo un partido muy serio, se fue al descanso venciendo por 8-10.

La segunda mitad comenzó con el Trops algo más entonado. Parecía que había metido una marcha más y, pese a que el encuentro lo tenía cuesta abajo, fue capaz de remontar en el minuto 07:20. El electrónico del Fray Francisco Baños del Colegio Los Olivos indicaba 11-11. Cabello y Vidal habían sido los artífices de la igualada. Desde entonces, la equidad se mantuvo con alternancia del marcado. Incluso, el Trops tomó ventaja (19-18) a falta de cuatro minutos para la conclusión. El banquillo blanquiazul celebró el gol de Adri Bandera con entusiasmo. Pero la alegría duró muy poco, ya que un minuto después llegó de nuevo la igualada, por mediación del vasco Olaizola.

Con este resultado y en el momento al que se había llegado, poco tiempo había ya para la machada. Aunque el Trops lo intentó, tras anotar Artés el 20-19, los nervios jugaron una mala pasada a los malagueños y, una vez más Olaizola, marcó el 20-20 definitivo. Empate, pues, entre malagueño y guipuzcoanos, al igual que ocurrió en el encuentro de ida en tierras vascas.

FICHA TÉCNICA

Trops Málaga: Oliva (p.), Artés (3), Cabello (6), Curro Muñoz, Portela, Zapico (1), Vidal (4) –siete inicial–, Pablo Fernández (1), Kahr, Carlos González, Gavañach (p.), Palomeque, Paya, Lamarca (1), Etayo (1) y Adri Bandera (3).

Zarautz: Ostolaza (p.), Beristain, Amilibia (4), Ibai Pérez (2), Echevarria, Goenaga, Olaizola (3), –siete inicial–, Iraeta (2), Atorrasagasti, Eizaguirre. Balenciaga (2), Garmendia, Julen de Carlos, Adarraga (1), Ortiz (3), Atorrasagasti (1), Vallejo (1) y Jokin Jiménez (1).

Parciales: 1-1, 3-2, 3-3, 4-6, 6-8, 8-10 (primera parte), 9-11, 11-12, 13-13, 16-17, 18-18, 20-20.

Árbitros: Mohedano Fernández y Peris Orts, de las federaciones territoriales de Andalucía y Valencia.

Incidencias: Partido, correspondiente a la jornada 13 en el grupo B de División de Honor Plata, disputado en el pabellón Fray Francisco Baños del Colegio Los Olivos de Málaga. Sin público, por la incidencia de la pandemia.