El conjunto marbellí se medirá el sábado al CB El Prat en el Pabellón Carlos Cabezas a partir de las 17.30 horas. El equipo malagueño afronta los cuartos de final por el ascenso a LEB Oro ante un equipo muy físico y repleto de calidad, pero con mucha ilusión y ganas de llevar a cabo otra gesta que los acerque otro paso más al ansiado ascenso. 

Los pupilos de Rafa Piña tendrán la difícil tarea de tumbar a uno de los cocos de la competición, aunque contaran con el apoyo de su afición en el partido de ida. El conjunto catalán ya ha demostrado en temporada regular el potencial que tienen como equipo, pisándole los talones al líder la categoría, el Barça B, y cerrando la competición con un balance de 19 victorias y 7 derrotas. De hecho, fueron lideres del Grupo Este siete con victorias consecutivas al inicio de la temporada, hasta que se cruzaron con el Barça y cedieron el liderato. Los malagueños deberán aplicarse en defensa puesto que los catalanes acostumbran a anotar más de 85 puntos por encuentro. 

Por parte del CB Marbella, el equipo se entrenó con normalidad durante toda la semana, sin lesionados ni tocados, por lo que Rafa Piña contará con todos sus efectivos. Tras superar el primer cruce ante Albacete, el equipo quiere más y sueña con ponerle las cosas difíciles al CB Prat. Así lo analiza Rafa Piña, entrenador azulón, en la previa del partido: “Tenemos mucha ilusión. Sabemos que una vez más no somos favoritos, pero vamos con todo para ponerle las cosas difíciles a quien se nos ponga por delante. Ojalá hagamos un gran partido, estamos preparados para ello y con esa idea vamos. Que la gente se divierta en la grada, porque nosotros lo vamos a hacer en la pista”. 

Sobre el CB Prat, Piña sabe que “su potencial es tremendo, con muchos jugadores con una calidad individual muy grande y que te pueden hacer mucho daño si no los tienes en cuenta. Tienen a Marc Blanch, que lleva toda la vida ene esto, a Joan Creus con una experiencia tremenda, a Andrés Feliz que anota compulsivamente, a Kris Helmanis… Diga el nombre que diga es para tomárselo en serio. Serán muy difíciles de superar, pero nosotros vamos con muchas ganas”.

Este partido, que se adelantará a las 17:30 horas, será solamente un aperitivo para abrir boca, porque la eliminatoria regresará a El Prat de Llobregat el próximo miércoles para decidir definitivamente quién es el equipo que jugará la última fase por ser de LEB Oro. Hay que recordar que estas eliminatorias a dos partidos se deciden por la diferencia global de puntos, por lo que los partidos en casa son una gran oportunidad de conseguir una buena ventaja de cara al partido de vuelta. De este modo, se recomienda a todos los aficionados azulones que acudan con antelación al Pabellón Carlos Cabezas para evitar aglomeraciones.