La selección española, con protagonismo de Silvia Arderius, Sole Lopez y Mercha Castellanos, logró este domingo un sufrido triunfo a domicilio ante Portugal (22-23) en su segundo partido de la fase de clasificación para el Campeonato de Europa de Eslovenia, Macedonia del Norte y Montenegro 2022, disputado en el Pavilhao Multiusos de la localidad portuguesa de Paredes.

Se trata del segunda victoria de las Guerreras, que el miércoles se impusieron a Eslovaquia por 33-28 en Antequera en el que fue el debut del nuevo seleccionador, José Ignacio Prades, lo que les coloca con cuatro puntos a la espera de la próxima ventana internacional, que se disputará en marzo y contempla un doble enfrentamiento contra Hungría, con la que comparte el liderato del Grupo 5.

Empezaron mejor las anfitrionas, que se adelantaron con un 2-0 de salida, hasta que Kaba Gassama y Jennifer Gutiérrez aparecieron en ataque para darle a España las primeras ventajas de la tarde tras un parcial de 6-1 a su favor que obligaba al técnico luso a pedir tiempo muerto al verse con una desventaja de tres goles, los mismos con los que se llegó al descanso (11-14, min 30).

La renta para las españolas subió hasta los cinco goles, que se mantuvo durante varios minutos de la segunda mitad, hasta llegar al 45, cuando un 15-20 parecía casi definitivo para el equipo de José Ignacio Prades.

Portugal no se rindió y reaccionó gracias a las intervenciones de su portera Isabelle Figueira de Gois y al acierto de Patricia Lima y María Unjanque, lo que coincidió con varias pérdidas de las jugadoras españolas. Así, se llegó al empate a veinte tras un parcial de 5-0 favorable a las lusitanas, que incluso llegaron a ponerse por delante gracias a Sandra Marqués.

La Guerreras, que estuvieron casi ocho minutos sin marcar, sufrían para mantenerse en el partido, hasta que fueron capaces de aprovecharse de una superioridad numérica en los últimos dos minutos para anotar dos nuevos goles a manos de Sole López y Kaba Gassama, que devolvieron el dominio en el marcador a España.

Pudo empatar Portugal en la última jugada, aunque Patricia Lima se encontró con Silvia Navarro, que con una gran intervención evitó la igualada y certificó un triunfo que encarrila la clasificación para el Europeo de Eslovenia, Macedonia del Norte y Montenegro 2022.