El sábado 14 de mayo el Iberoquinoa Antequera recibe al FC Barcelona a las 18:30 en el Fernando Argüelles. Cuando hace un año se logró el ascenso a la Liga Sacyr Asobal, uno de los cánticos más recurrentes hacía referencia a que esta temporada se iba a poder dar este enfrentamiento. Es el rival más deseado por todos aquellos que consiguen subir a la máxima categoría, aunque en este caso no le ha llegado al Iberoquinoa Antequera el partido en la situación más deseable. Los antequeranos están ya descendidos aunque, como demostraron la pasada semana en Valladolid y en Cangas, están dispuestos a darlo todo hasta el último partido.

El Iberoquinoa Antequera espera mantener la buena línea de los últimos partidos y hacer un buen duelo ante su afición, que ha estado junto a ellos en una temporada difícil y a la que espera brindar un buen choque. La dificultad es máxima, es prácticamente una quimera hablar de puntuar, pero el cuadro verde quiere abandonar la pista este sábado sintiéndose competitivo y a la altura del encuentro.

El Barcelona llega como Campeón de la Liga Sacyr Asobal a una pista donde hace apenas un par de meses también se coronó como campeón de la Copa del Rey. El conjunto blaugrana se encuentra inmerso en la eliminatoria de cuartos de final de la Champions, pudiendo certificar la próxima semana su clasificación para la Final Four. El cuadro dirigido por Antonio Carlos Ortega quiere seguir aumentando un palmarés de leyenda.

El capitán del Iberoquinoa Antequera Francis Morales puso en relieve la importancia de jugar contra un equipo como el FC Barcelona. “Lo afrontamos con ganas, es el líder, ha ganado ya la liga y, aunque nosotros estamos abajo, recibir en casa a un grande siempre es bueno. Aunque este año no estemos disfrutando tanto la afición y el equipo de la temporada que estamos haciendo, siempre tenemos ganas de recibir a un grande”, señaló el extremo.

Francis Morales se mostró pesimista al señalar las posibilidades de puntuar del cuadro antequerano ante el equipo barcelonista: “Directamente, diría que no hay ninguna opción. Ya estamos viendo cómo está la competición. Pero vamos a dejarnos todo en la pista, estar como en los últimos dos partidos, intentar seguir ese escalón hacia arriba y darlo todo y que salga lo mejor posible. Ya si sale mal o sale bien es otra historia, sabemos que es muy difícil”.

El encuentro será uno de los últimos partidos por el momento de la Liga Sacyr Asobal en el Fernando Argüelles y el capitán espera que la afición esté con ellos hasta el final. “Es complicado, tanto para los aficionados como para nosotros en la pista verlo. A ver la gente que viene, que seguramente vendrá a ver al Barcelona. Quizás sea un ambiente frío, ojalá sea todo lo contrario, pero como estamos no sé si será así. Nosotros estamos con ganas de dar la cara, hacer un buen papel si cabe y poder salvar el orgullo de la temporada y que la gente se vaya más contenta”, concluyó el jugador antequerano.