El Pabellón El Limón vibró con el debut de España en el FIBA World Cup 2022 y apoyaron en todo momento a España en su partido contra Lituania, que contó con un gran séquito de seguidores desplazados hasta Alhaurín de la Torre para la ocasión. La selección, con los cajistas Álvaro Folgueiras y Rubén Vicente, no pudo batir a una gran Lituania que realizó un gran partido y se llevó el encuentro por un ajustadísimo 68-71.

Los primeros compases del partido sería un resumen de lo que le depararía en el choque a España, pues ambos combinados nacionales comenzaron un duelo bastante disputado físicamente que se saldó con una ventaja inicial ajustada para los locales por 6-5 en los cuatro primeros minutos de juego. Los lituanos no dejaron que la selección española se marchara en el marcador y, con un dos mas uno, lograban poner el marcador empate a 10 a falta de 4:30 para el final del primer periodo. Tanto Lituania como España se estuvieron alternando en el marcador durante este final de primer cuarto muy competitivo entre los dos quintetos, y tras una gran canasta de Mara, los anfitriones se iban uno por encima al descanso, 20-19. Los tres primeros minutos del segundo cuarto las defensas estuvieron especialmente acertadas, y el marcador apenas se movió y el combinado nacional español continuó adelante con un 24-23 a su favor.

Gracias al buen hacer del equipo español y a los ánimos de un Pabellón El Limón entregado, la roja pudo irse un poco en el marcador 34-29, ante una gran Lituania que no lo estaba poniendo nada fácil. El tercer cuarto no podía empezar mejor para España, un triple de Folgueiras y una gran defensa del combinado nacional, ponía a los nuestros 10 arriba en los cinco primeros minutos de juego tras la reanudación, situando el luminoso en 43-33.

Sin embargo, los últimos cinco minutos no pudieron ir peor para España y tras entrar en una racha negativa anotadora, Lituania comandada por Stonkus (24 PT Y 3 RB), lograron poner a su equipo por delante 45-46 al final del tercer periodo. Lituania no bajó el pistón y los nuestros eran incapaces de parar a los exsoviéticos, que con un triple se abrieron hueco en el marcador aumentando la distancia a 6 puntos, cuando quedaban 7 minutos para el final.

Los de Javier Zamora no se dieron por vencidos y un espectacular triple de Martínez logró poner a la roja a un solo punto a falta de tres minutos. Los lituanos no daban tregua, pero España quería seguir enganchada al partido, y un dos más uno de Mara ponía el marcador 60-63 a favor de los lituanos a falta de dos minutos.

A pesar del gran esfuerzo final del combinado nacional, los lituanos supieron defender muy bien su pequeña brecha y llevarse el encuentro por un ajustadísimo 68-71, en el que el mejor de España fue Mara (15 PT, 6 RB, 2 AS). España depende todavía de si misma para pasar de fase si gana sus dos próximos encuentros contra Japón y República Dominicana, pero la derrota de este arranque ha sido un traspiés para plantarse en octavos de final.