El Rincón Basket Club sigue apostando por la inclusión de los niños y jóvenes con TEA (Trastorno del Espectro Autista). Los últimos viernes de cada mes, a partir del 25 de noviembre, de 16.30 a 18.30, arrancará un nuevo proyecto de terapias familiares conocidas como ‘Terapias DIVER’, en la que podrán participar tanto los miembros del equipo de baloncesto como los que no estén inscritos. El precio para los externos es de 10€ y el lugar será en Parque Victoria (frente al Carrefour de La Cala del Moral).

La dinámica de este proyecto es que desde el club se gestionará la asistencia de un terapeuta profesional que estará con las familias. El objetivo es que los familiares hablen entre sí de sus respectivas vivencias y el foco no solo se pone en el paciente autista sino también en las personas que están con ellos todos los días. El apoyo de un profesional les servirá para tener las herramientas necesarias para facilitar y superar las dificultades que se generan en el día a día. También se fomentarán actividades fuera de la pista como salidas en barco por el puerto, comidas y asistencia a partidos del Unicaja.

Mientras los adultos están con el terapeuta, los niños y niñas estarán con monitores profesionales, aportados por el club, para realizar actividades lúdicas como ver películas, merendar juntos, realizar otras actividades que quieran los propios chicos y en las que se sientan cómodos, más alejadas del baloncesto, ya que para eso esta el equipo Diver.

En cuanto a la asistencia a las terapias, tras realizar la inscripción mediante la web del Rincón Basket Club, los participantes serán incluidos en un grupo de whatsapp, a través del cual la entrenadora del equipo irá informando de cuáles van a ser las actividades y de qué van a hacer los chicos.

El Equipo DIVER ya tiene una plantilla de 13 jóvenes de entre 7 y 17 años con TEA. Cuentan con monitores profesionales y voluntarios. Aparte de jugar al baloncesto, cada miembro del equipo podrá hacer otras actividades con balón con el fin de mejorar la motricidad del jugador en cuestión. Muchos de los chicos y chicas que asisten al equipo lo hacen con el fin también de hacer amigos y mejorar su relación con otros chicos de su misma edad. Los 15 primeros minutos de entrenamiento es conjunto para que todos se conozcan y después los separan por edades para realizar las distintas actividades adaptadas a sus edades.