El CAB Estepona cosechó este sábado su décima derrota en la Liga Femenina Challenge ante el Lima-Horta Barcelona (81-69). El encuentro comenzó con la local Marina Vallés sumando los siete primeros puntos del partido, pero emergió la figura de Ana Pocek, que tomó responsabilidades y comenzó a anotar, primero desde el triple y después desde posiciones más cercanas al aro, sumándose Carla Viegas (11-10, min. 5). 

Esas tablas llegaron después (15-15, min. 8) tras un tapón de Verónica Matoso y triple de Viegas, y es que la francotiradora de San Pedro de Alcántara, que ostenta el récord de triples en la competición, logró su mejor marca en el lanzamiento exterior ante este mismo rival la pasada temporada. Las dos personales de Noelia Masià complicaron la rotación, solo con ocho jugadoras, y la defensa volvió a no ser el fuerte del equipo, llegando 20-20 al final de los primeros diez minutos.

La primera ventaja del partido para las visitantes llegó al inicio del segundo período (20-22, min. 11), pero el lanzamiento exterior del cuadro local hizo mucho daño y, unido al desacierto ofensivo, permitió a Lima-Horta Barcelona despegarse en el marcador (29-24, min. 14), lo que provocó el tiempo muerto del CAB Estepona. Tras un intercambio de canastas, las pérdidas y fallos en el tiro permitieron al Lima-Horta Barcelona ir despegándose en el marcador hasta dejar el resultado en 46-36.

Más de dos minutos necesitó el equipo malagueño para anotar y entonces ya eran 15 los puntos de desventaja. El CAB Estepona echó de menos los puntos de Tiffany Brown, poco activa en ataque. Una antideportiva de la americana, más una canasta de Paula Tutusaus, permitió al Lima-Horta Barcelona lograr su máxima (57-38, min. 24) hasta el momento y es que nada funcionaba. Salió entonces algo de garra y el equipo, tras un triple de Pocek, logró ponerse a 14 puntos (62-48, min 28), pero las locales frenaron el parcial y se acabaron marchando 66-50 arriba al finalizar el cuarto.

Cuando parecía que ya solo quedaba esperar a que el partido acabara, el balón comenzó a circular, se encontraron ventajas en ataque y un parcial de 2-8 en menos de dos minutos, que situaba a las locales a 10, hacía que el técnico de Lima-Horta Barcelona solicitara tiempo muerto. Pocek rebajó la barrera psicológica de la decena, pero Tutusaus respondió en la siguiente jugada (75-63, min. 36). Los minutos pasaban y la victoria se veía cada vez más lejos. 

Dos triples de Brown dieron algo de aire (77-69, min. 38), pero las de Sergio Manzano jugaron con el reloj, con posesiones muy largas, con la idea de no permitir que el CAB Estepona tuviera opción algún, venciendo el cuadro catalán por 81-69.