Los hospitales de la provincia arrastran a día de hoy una merma de trabajadores, entre sanitarios y no sanitarios -por ejemplo, de administración y gestión-, de al menos unas 776 personas, según informó a este periódico el sindicato UGT.

Por hospitales, esta disminución de profesionales se distribuye así : En el Hospital Regional, hasta 324 trabajadores no acuden actualmente a su puesto de trabajo debido a un contagio o por haber permanecido en contacto estrecho con un positivo; en el caso del Virgen de la Victoria, son 155 empleados los que se mantienen en cuarentena.

El Hospital de Antequera trabaja ahora con 111 profesionales menos. Por otro lado, el Comarcal de la Axarquía cuenta con 88 personas menos en plantilla, y en este caso concreto, el sindicato apunta a que hace una semana y media eran solo 20 afectados. El último hospital del que UGT ha podido recabar datos es el de la Serranía de Ronda, que mantiene a 78 empleados de su plantilla en casa, ya sea por encontrarse de baja o por estar pasando una cuarentena por contacto directo.

Tal y como apunta Vicente Sandoval, secretario de Salud de la FeSP-UGT de Málaga, en la mayoría de estos casos, tanto los contagios como las cuarentenas se han producido por la propia transmisión comunitaria establecida en la provincia, esto es, fuera del propio entorno laboral.

Aproximadamente, el 15% de los profesionales que se encuentran en casa están de baja o en cuarentena por una exposición al virus producida en el centro hospitalario en el que trabajan, o bien como sanitarios o como miembros del personal de administración, gestión, cocina, lavandería, entre otros puestos.

Esto supone una traba más en la situación de los centros hospitalarios de la provincia, con más de 900 pacientes hospitalizados y en una situación de continua reestructuración de los servicios, destinado a ampliar las áreas destinadas a atender solo enfermos con Covid-19.

«Con la dificultad que hay, eso supone una merma de las plantillas que redunda en que el resto de trabajadores que siguen estando operativos tienen una mayor carga de trabajo», añade Sandoval, quien además resalta que la notificación de los contagios en las plantillas hospitalarias se ha multiplicado por tres e incluso por cuatro en los últimos 15 días, dependiendo del centro.

Sanitarios contagiados

Desde que comenzó la pandemia, 2.183 sanitarios se han dado de baja por contagio de Covid-19, lo que ha supuesto un problema añadido para los centros sanitarios y sociosanitarios en los que trabajaban, especialmente los primeros, donde se concentra el grueso de las bajas -1.778-, según reflejan los datos de la Consejería de Salud y Familias.

En Andalucía, estas bajas aumentan hasta los 8.624 casos desde el pasado mes de marzo.

En el caso del personal no sanitario, las bajas por contagio ascienden a 426 en la provincia de Málaga, aunque en esta categoría son más numerosas en los empleados de los centros sociosanitarios.

25 profesionales de riesgo han muerto por Covid en Andalucía

Veinticinco profesionales de «riesgo» han fallecido en Andalucía por Covid-19 tras los 22.229 contagios registrados en estos colectivos desde el comienzo de la pandemia, según los datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA).

La mayoría de fallecidos, con 18, corresponden a las tres categorías de profesionales sanitarios: los que trabajan en un centro sanitario (14), en uno sociosanitario (dos) o en otro centro (dos).

Cinco fallecidos se registraron entre no sanitarios que desarrollan su labor en centros sanitarios y otros dos entre los incluidos en otra profesión de riesgo.

La mayoría de los contagios se han producido entre los sanitarios que trabajan en centros sanitarios, con 9.867, la mayoría mujeres, con 7.074; y le siguen los de otras profesiones de riesgo, con 2.843, donde también son mayoría las contagiadas, con 1.947.

Entre los sanitarios que trabajan en centros sociosanitarios se han confirmado 2.546 casos, donde también son gran mayoría de mujeres, con 2.156; entre los no sanitarios que trabajan en un centro sociosanitario 1.744, con 1.356 mujeres; y entre las personas de atención al público hay 1.347 casos, 721 mujeres y 626 hombres. Además, ha habido 1.174 contagios entre no sanitarios que trabajan en centros sanitarios y 1.064 en las fuerzas armadas y cuerpos de seguridad.

En ayuda a domicilio se han contabilizado 932 contagios, con gran mayoría de mujeres; en sanitarios que trabajan en otros centros 549 y entre el personal de oficina de farmacia ha habido 163 casos.