La empresa malagueña Prolongo ha anunciado este martes la donación de una treintena de tabletas y teléfonos inteligentes para propiciar la protección del equipo sanitario, según ha informado firma en un comunicado de prensa. Estos dispositivos móviles  se han convertido en grandes aliados para luchar contra el coronavirus al cambiar el paradigma de la interacción entre personas.

El distanciamiento social es un requisito obligatorio para evitar la propagación del coronavirus. Es por eso que las sesiones de videoconferencia se han multiplicado y son más necesarias que nunca. “Con esta donación, los pacientes que estén ingresados y aislados, no sólo podrán comunicarse con sus familiares, sino que además, podrán verse todos los días, reduciendo así el coste emocional de la ausencia de visitas de sus seres queridos”, así lo expresaba el delegado provincial de Salud, Carlos Bautista , quien se mostró muy agradecido con la aportación.

Esta acción de economía circular, desarrollada de forma conjunta con Reware Mobile S.L., dedicados a la renovación de equipos electrónicos; se encuadra dentro del programa de responsabilidad social de Prolongo contra el coronavirus con el que han realizado numerosas donaciones a hospitales y comedores sociales. “Sabemos que tenemos una responsabilidad dentro de nuestra provincia, y trataremos de colaborar todo lo que podamos para aliviar los efectos de esta crisis social y sanitaria. Animamos además a otras empresas a que aporten su granito de arena en estos momentos difíciles que nos ha tocado vivir”, comenta Ramón Soler Ciurana, director de exportaciones de Prolongo Faccsa.

Además de esta ayuda, Prolongo asegura que se han donado más de cinco toneladas de carne de cerdo a hospitales, colectivos y entidades malagueñas desde el comienzo del estado de alerta, allá por el mes de marzo de 2020, con las que se han podido atender la demanda de más de un centenar de  comedores sociales.