El plan Carteia que el Ministerio del Interior puso en marcha en 2018 en Andalucía contra el narcotráfico suma ya 5.553 detenidos y la incautación de 268 toneladas de droga así como la intervención de 1.133 vehículos y 404 embarcaciones. El proyecto, que empezó en el Campo de Gibraltar y después se extendió a otras provincias como Málaga ante la necesidad de los narcos de esquivar la presión policial, suma desde entonces 2.621 operaciones de la Guardia Civil, 753 de ellas por blanqueo de capitales que han permitido incautar casi 40 millones de euros, según informó ayer la directora general del instituto armado, la malagueña María Gámez, que cifró en 221 los agentes de refuerzo que se han destinado a este plan.

Sólo durante el primer trimestre de este año se han explotado 536 operaciones, 62 de ellas por blanqueo de capitales, que arrojaron hasta 801 personas detenidas y la incautación de 55 toneladas de droga. El valor de los bienes intervenidos en esos tres meses asciende a casi 19 millones de euros y se han decomisado 285 medios de transporte (187 vehículos y 98 embarcaciones. «La Guardia Civil está atacando también el corazón de las organizaciones criminales, que para sobrevivir están cambiando su modus operandi y su zona de actuación para intentar liberarse de la presión» policial, dijo la directora general antes de subrayar que están «condicionando» a los narcotraficantes y «adelantándose» a sus actuaciones.

El plan fue actualizado el pasado octubre con el arranque de la operación Carteia 2020-2021, que ya se extiende por Cádiz, Málaga, Granada, Almería, Huelva, Sevilla, Ceuta y las aguas adyacentes a estos territorios. En medios, el plan ha supuesto la inversión para la Guardia Civil en el Campo de Gibraltar de más de 8 millones en 2020 y 2021, según Gámez. Próximamente se adjudicará casi un centenar de vehículos a Andalucía: 31 vehículos de color comercial, 21 todoterrenos, 43 con kit patrulla y un vehículo especial.